.

BRUSELAS, 21 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea solicitó hoy más información a las autoridades de Estados Unidos sobre el hallazgo de elementos genéticamente modificados no autorizados en partidas de arroz de grano largo dentro del mercado estadounidense y que podrían ser importados al mercado europeo, aunque fuentes comunitarias no quisieron «especular» con la posibilidad última de decretar la prohibición de este producto.

Bruselas indicó hoy en un comunicado de que el pasado viernes el secretario de Agricultura de Estados Unidos, Mike Johans, informó a la Comisión de la detección en el mercado estadounidense de «restos de arroz genéticamente modificado no autorizado».

Según las autoridades de Estados Unidos, a pesar de que el arroz transgénico no estaba autorizado sus informaciones indican que su presencia no comporta riesgos ni para la alimentación ni para el medio ambiente.

No obstante, la Comisión demandó «urgentemente» este lunes más información a Estados Unidos, particularmente sobre «la relación entre el análisis de riesgos y el método de detección». Asimismo, Bruselas recurrió a representantes de compañías estadounidenses para recavar más información.

La portavoz del Ejecutivo comunitario Antonia Mochan explicó que «ahora estamos tratando de ver qué está ocurriendo, el impacto, qué tipo de arroz (está afectado) y el método de detección (que emplearon las autoridades estadounidenses».

No obstante, rechazó aventurar si al final de esta investigación Bruselas podría prohibir las importaciones a la UE de arroz de Estados Unidos. «No voy a especular sobre las medidas que tomaremos, serán las apropiadas en relación con la información que obtengamos», aseguró Mochan.