.

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El 47 por ciento de los consumidores españoles considera a la globalización como una amenaza para la cultura y tradicionales locales –el mismo porcentaje que la media europea– y un 54 por ciento teme que debido a este fenómeno la economía nacional se convierte en «más vulnerable» por acontecimientos o tendencias que ocurren en el resto del mundo.

Si bien, en general, los españoles se consideran partidarios de la globalización y reconocen los beneficios que le aporta, según los resultados de una encuesta de opinión de la empresa de investigación de mercados y marketing ACNielsen, divulgados hoy.

Según dicha investigación, el 48% de los consumidores encuestados cree que la globalización aumenta las posibilidades y oportunidades de trabajo; frente al 15% que no lo considera así. Asimismo, más de la mitad opina que también facilita el acceso a productos y servicios del resto del mundo; mientras que el 39% considera que la globalización rompe barreras y permite entender y ser más tolerante hacia otras culturas y sociedades, si bien un 24% no está de acuerdo con esta afirmación.

En concreto, un 54 por ciento de los encuestados españoles cree que globalización está cambiando los valores y haciendo la vida más rápida e impersonal, a diferencia de la media europea.

Entre los consumidores mundiales, los latinoamericanos y asiáticos son los mayores partidarios de la globalización, y los que más valoran lo que les aporta como permitirles acceder a las noticias e información de todo el mundo; mientras que los europeos se muestran bastante más escépticos, y señalan tanto los aspectos positivos como los negativos que puede tener.

El director general de ACNielsen España, José Luis García, señaló que «mientras se experimenta aceleradamente la integración global, la gente piensa sobre todo que la globalización tiene grandes beneficios al permitirles el acceso a productos, servicios y oportunidades que no serían posible sin ella».