.

BRUSELAS, 11 (EUROPA PRESS) La Agencia Federal para la Seguridad de la Cadena Alimentaria de Bélgica (AFSCA) obligará desde hoy a encerrar todas las aves de corral de las regiones de alto riesgo del país, y a adoptar otras medidas de precaución para prevenir posibles contagios de gripe aviar durante la época de las migraciones que ahora comienza. La norma se aplicará, en principio hasta el 31 de octubre, aunque podría ampliarse en función de la temporada migratoria. Los pollos deberán estar confinados en las regiones consideradas de alto riesgo, lo que implicará mantenerlos dentro de corrales o dejarlos al aire libre sólo en terrenos totalmente acotados por mallas. En el resto del país a se les dará agua y comida en el interior de los corrales, donde las aves silvestres no puedan entrar, para prevenir que infecten la comida de los pollos. Estas estrictas medidas de protección del AFSCA servirán como prevención de cualquier infección del virus de la gripe aviar, H5N1, en las granjas belgas durante el otoño, época en la que se producen los mayores movimientos migratorios desde el mar del Norte hacia el Mediterráneo. Aunque el virus no ha sido detectado en Bélgica y la Agencia europea considera el riesgo «bajo», AFSCA pretende evitar cualquier contacto entre aves silvestres y de corral para prevenir brotes de gripe aviar en las granjas europeas.

Esta es la tercera vez que Bélgica impone medidas de protección y vigilancia para los corrales belgas desde el otoño de 2005.