.

SEVILLA, 20 (EUROPA PRESS) Un total de 2.795 pacientes cardíacos recibieron asistencia sanitaria durante el pasado año en la comunidad, gracias al «Programa Corazón», una iniciativa de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) dirigida a prestar una atención «rápida y de calidad» a los enfermos que han padecido un episodio de infarto agudo de miocardio o de angina inestable. Según informó hoy la consejera de Salud, María Jesús Montero, durante su comparecencia en la Comisión del ramo del Parlamento andaluz, en la actualidad dicho plan cuenta con unos 9.000 pacientes inscritos. Además, desgranó que del total de pacientes atendidos en 2005, 237 corresponden a Almería; 299 a Cádiz; 141 a Córdoba; 615 a Granada; 74 a Huelva; 87 a Jaén; 582 a Málaga, y 760 a Sevilla. Asimismo, la titular del ramo recordó que este programa contempla la entrega a todos los pacientes que hayan sufrido un infarto de miocardio –en concreto en el momento de su alta hospitalaria–, de información sobre esta medida, una ficha personal y un sobre de respuesta, el cual se remite a la propia EPES en el caso de que desee incluirse voluntariamente en el programa. En todo este proceso, «se garantiza tanto la confidencialidad de los datos como de la historia clínica», aclaró Montero. De esta forma, y una vez que el paciente se ha incluido voluntariamente en el programa, su historial clínico se introduce en una base de datos, que está accesible en todos los centros coordinadores del 061 de Andalucía. En paralelo a dicha medida, se remite al paciente su «Tarjeta Corazón», que recoge sus datos personales y un número clave personal. Ello permite que, en caso de que el paciente requiera asistencia sanitaria por una recaída de su dolencia, sólo tiene que facilitar su número personal. Así, desde el centro coordinador que corresponda, se accederá de forma inmediata a su historial clínico, y el médico coordinador del 061 agilizará la puesta en marcha de los recursos sanitarios más adecuados. Igualmente, el «Programa Corazón» permite que las personas que hayan sufrido episodios de infarto antes de su puesta en marcha puedan incluirse en el mismo, solicitándolo voluntariamente. «Con esta iniciativa se pretende dar una respuesta más personalizada a pacientes cuya enfermedad necesita de un seguimiento especial por su naturaleza, o por estar muy determinada por el factor tiempo en su resolución», señaló Montero, quien afirmó que este tipo de actuaciones «más personalizadas» auspiciadas por el Gobierno andaluz también se llevan a cabo con otras medidas como el «Programa Aire», las medidas de atención a cuidadoras de pacientes dependientes o a los pacientes vulnerables ante las altas temperaturas. APORTACIONES La puesta en marcha del «Programa Corazón», que data de 1999, fue avalada por la Sociedad Andaluza de Cardiología, la Sociedad Andaluza de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias, y la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria. Las ventajas de este programa, «que han sido destacadas por los propios usuarios», subrayó Montero, han conducido a que haya sido «modelo» para el seguimiento de los enfermos con síndrome coronario agudo, dentro del Plan Integral de Atención a las Cardiopatías en Andalucía.