.

BARCELONA, 23 (EUROPA PRESS)

Alrededor de un 50% de los casos de violencia domestica están relacionados con el consumo de alcohol, según las conclusiones del Estudio Internacional sobre Género, Alcohol y Cultura Proyecto Genacis, promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), según informó la Fundación Salud y Comunidad.

El estudio muestra que la presencia de alcohol en situaciones de malos tratos es muy elevada y un 47% de las personas involucradas en las agresiones bebió alcohol en los episodios anteriores a ellas. bien sea el agresor (25%), bien el agresor y la víctima (16,7%) o sólo la víctima (3,5%).

Los responsables del estudio destacan los efectos inmediatos del consumo de alcohol, como la agresividad, la prepotencia, la exaltación del ánimo, la mayor seguridad en uno mismo o la disminución de las inhibiciones, como factores que influencian negativamente en el comportamiento de la persona agresora.

La Fundación Salud y Comunidad lleva a cabo el Proyecto Malva, un programa preventivo de la violencia doméstica asociada al abuso del alcohol, en Catalunya, Madrid, y la Comunidad Valenciana y tiene como objetivos informar y sensibilizar a la población general, víctimas y agresores.

También trabaja por una detección precoz de los casos de violencia doméstica, dando pautas de actuación para el diagnóstico y la intervención.

Además de trabajar en el ámbito de la violencia doméstica, la Fundación Salud y Comunidad también interviene en los campos de las drogodependencias, el sida, la educación para la salud, la reinserción de reclusos y ex reclusos y la atención a personas con minusvalía física y a la tercera edad.