.

PALMA DE MALLORCA, 26 (EUROPA PRESS)

La asociación Acompañamiento al Final de la Vida (ARA) ha organizado la semana que viene unas Jornadas en Palma dirigidas a aquellas personas que sufren una enfermedad incurable y a sus familias, en la que participarán profesionales de primer nivel nacional y europeo y cuyo objetivo es aprender a «superar el miedo en este tramo final de la vida».

Así lo manifestaron hoy el presidente de ARA, Guillermo Pou de Vicente, y su tesorera, Neus Garcia, que destacaron la necesidad de divulgar los cuidados paliativos en la sociedad balear, ya que se «desconoce este servicio que es de gran valor y ayuda al enfermo y a su familia a pasar el trance físico, moral y psíquico».

ARA es una asociación dedicada a paliar el dolor y el sufrimiento innecesario que acompañan el último periodo de una enfermedad incurable a través de equipos profesionales (médicos, psicólogos y voluntarios), explicó Pou.

A las jornadas, que se celebrarán del dos al seis de octubre en la Fundación La Caixa y en el Colegio de Abogados, asistirán profesionales de primer nivel europeo y nacional que tratarán los aspectos biomédicos, psicosociales y éticos de los cuidados paliativos.

«Ha llegado el momento de hacer llegar los cuidados paliativos a Baleares», recalcó el presidente de la entidad, quien incidió en la voluntad de minimizar el dolor del proceso natural de la muerte. «Todo lo que nace comienza a morir, pero hay que desdramatizar el concepto de la muerte», añadió al respecto.

Las Jornadas Internacionales de Cuidados Paliativos abordarán los aspectos éticos y psicosociales de los cuidados paliativos y se presentará oficialmente el Servicio de Acompañamiento en el Duelo de ARA. Por otra parte, también se realizará un Cine Fórum en el Centro Social Flassaders, se presentará una exposición de expresiones artísticas titulada «Dando Vida a los últimos días», y se ofrecerá una proyección de material divulgativo y entrega de documentación de ARA del dos al quince de octubre.

ARA da soporte logístico y profesional a los enfermos terminales y ofrece formación y coordinación al voluntariado, según explicó Pou de Vicente, quien detalló que la asociación está compuesta por cuatrocientos socios, una Junta Directiva de quince personas y ya ha formado a veintinueve voluntarios en los últimos dos años.

«Los cuidados paliativos son un concepto, en el caso de un cáncer terminal cuando la medicina clásica ya no tiene nada que hacer», comentó Pou, quien explicó que ARA ofrece sus ayuda para que la persona que se encuentra en un momento de indefensión pase por un control de síntomas para eliminar y aliviar el dolor y los aspectos psicológicos».