.

BRUSELAS, 28 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea adoptó hoy una comunicación en la que se anima a los Estados miembros a elaborar y compartir sus planes nacionales de prevención y control de enfermedades, entre ellas la gripe, y a aplicarlos cuanto antes para prevenir una pandemia, tanto de gripe aviar como humana.

Este documento se basa en la Regulación Internacional de Salud (IHR, por sus siglas en inglés) e identifica aspectos específicos para la prevención y control temprano de la gripe. Además, describe el contexto europeo necesario para promover un enfoque común que evite el «importante riesgo» que ambas pandemias supondrían. También solicita a todos los países que cumplan cuanto antes y de manera voluntaria con las disposiciones de dicho documento como medida de precaución.

Define también el papel de la UE en la implementación del IHR y recuerda los límites que esta reglamentación impone a las respuestas nacionales ante los brotes de enfermedades. La CE entiende que es su misión y la de los Estados miembros trabajar de manera conjunta para conseguir una implementación del IHR «fuerte y coherente».

Asimismo, el Ejecutivo comunitario propone un número de prácticas de trabajo y un memorando de entendimiento con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para asegurar que los acuerdos se definen correctamente y que hay un enfoque común de toda la UE.

El comisario de Salud, Markos Kyprianou, subrayó la importancia de que Europa «tenga un enfoque activo en la aplicación del IHR, especialmente a la luz de la expansión del riesgo de gripe» y recordó que la mejor manera de proteger a los ciudadanos es trabajar conjuntamente.

El IHR, firmado por primera vez en 1951 como Regulación Sanitaria Internacional, fue revisado en 2005 y entrará en vigor el 15 de junio de 2007 en los 192 miembros de la OMS, entre los que se cuentan todos los Estados miembros de la UE, Bulgaria y Rumanía, y se deberá aplicar progresivamente hasta 2016.

Sin embargo, la OMS pidió el pasado mes de mayo a sus miembros que cumplieran de manera inmediata y voluntaria con las previsiones del IHR, consideradas prioritarias por el riesgo de una pandemia de gripe aviar o humana. Aquellos que no quieran adherirse a esta regulación deberán informar al OMS antes del 15 de diciembre.

Esta versión revisada no enumera simplemente una lista de enfermedades, sino que introduce un nuevo concepto más amplio de emergencias de salud pública de importancia internacional que cubre enfermedades existentes, nuevas y que, habiéndose erradicado, vuelven a aparecer.

También introduce cambios en los procedimientos de notificación y verificación de emergencias, en la definición de las capacidades y responsabilidades de cada parte implicada y recomendaciones de la OMS para responder a las emergencias de salud pública.