.

ESTAMBUL (TURQUÍA), 2 (del enviado especial de Europa Press, Salvador Alcaide)

El uso de erlotinib, comercializado por Roche con el nombre «Tarceva» para tratar el cáncer de pulmón no microcítico avanzado, resulta «eficaz» en pacientes que no han recibido una quimioterapia previa, según se desprende de un análisis del estudio «TargeT», en el que participaron 1.793 pacientes en España y cuyos resultados fueron presentados este fin de semana en Estambul (Turquía) en el marco del XXXI Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO).

De hecho, y a pesar de que este fármaco está indicado en España sólo para pacientes previamente tratados con alguna línea de quimioterapia, el estudio mostró como los pacientes en primera línea de su tratamiento responden «en mayor medida y con un buen perfil de tolerancia» que los pretratados, según añadió el doctor Felipe Cardenal, del Instituto Catalá d»Oncología de Barcelona y autor de dicho análisis.

El tiempo durante el cual el paciente no experimenta una progresión de la enfermedad supera los cuatro meses, mientras que cuando reciben «Tarceva» de inicio la supervivencia es «ligeramente superior a los cinco meses». Sin embargo, Cardenal destacó que «todavía desconocen porque se da una mayor respuesta en un grupo que en otro».

Del mismo modo, y en lo que respecta a los pacientes pretratados, el doctor Javier de Castro, del Servicio de Oncología Médica del Hospital La Paz de Madrid, presentó también los resultados de un subestudio que determinó que los pacientes que son tratados con «Tarceva» en tercera línea de quimioterapia responden de igual forma que aquellos que se tratan en segunda.

Dichos resultados muestran la vigencia de este fármaco en una etapa de la enfermedad en la que cualquier tratamiento «pierde eficacia en términos de respuesta y en el tiempo libre a la progresión y supervivencia», aseveró el doctor De Castro.

Según indicaron ambos expertos, sólo un 40% de los enfermos con cáncer de pulmón están en condiciones de recibir una segunda línea de tratamiento, mientras que la tercera línea se reduce a un 20%, de ahí que destacaran «la importancia de dichos estudios al tratar pacientes con enfermedades evolucionadas cuyas posibilidades de respuesta son a priori menores», según el doctor Cardenal.

Al mismo tiempo, los resultados del estudio también destacaron que hay determinados grupos de pacientes «más beneficiados» para los que el tratamiento resulta «menos tóxico y molesto». Entre estos se incluirían los no fumadores, las mujeres y los pacientes con adenocarcinoma. Por otra parte. los expertos también señalaron que de confirmarse los resultados se podrían ampliar las indicaciones actuales de «Tarceva» aprobadas por el Ministerio de Sanidad, algo que supondría un tratamiento «menos dramático» ya que se suministra vía oral y tiene unos efectos secundarios «más llevaderos», tales como diarreas o problemas de sequedad y acné en la piel, añadió Felipe Cardenal.