.

ALCORCÓN, 3 (EUROPA PRESS)

La Fundación Hospital Alcorcón reconoció el «pico» de pacientes registrado hoy en Urgencias, pero aseguró que todos los enfermos que había esta mañana pendientes de ingreso, que cifró en unos 30, estaban valorados, encamados y, en su caso, monitorizados, declaró a Europa Press el jefe de la Unidad, Gonzalo García.

Tras insistir en el carácter «absolutamente puntual» de este episodio, precisó que, aparte, en los pasillos había «menos de 60» pacientes pendientes de ser valorados, someterse a pruebas o en observación.

García advirtió que el servicio de Urgencias recibió ayer un 25 por ciento más de casos que la media diaria del mes de septiembre, una situación que atribuyó a «picos» que se dan «de vez en cuando», con más frecuencia en invierno pero también en otras épocas.

Agregó que hoy, por tanto, al «déficit de camas» que «arrastraba» la Unidad por el «día aciago» de ayer, se ha sumado «una avalancha de pacientes con patologías graves», lo que ha llevado a «reforzar» el personal médico y de enfermería.

Las declaraciones del jefe de la Unidad de urgencias de la Fundación Hospital Alcorcón se producen a raíz de que el portavoz socialista de Sanidad en la Asamblea de Madrid, Lucas Fernández, asegurara que a media mañana de hoy «más de medio centenar de pacientes esperaban ser atendidos en los pasillos de la Fundación Alcorcón, saturando las salas de urgencias».

El diputado de la oposición atribuyó la situación a las políticas sanitarias del PP en la Comunidad de Madrid, «más preocupado», a su juicio, por «impulsar hospitales gestionados por privados, y que por tanto van a buscar su propio beneficio, que en satisfacer las necesidades de los ciudadanos».