.

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Laboratorios Normon ha expresado su satisfacción por el hecho de que las autoridades panameñas hayan «descartado totalmente» que «Lisinopril» sea el causante del sindrome de insuficiencia renal que causó la muerte a 22 personas en Panamá. Asimismo, agradeció al Ministerio de Sanidad y a la Agencia Española de Medicamentos «su confianza, presteza e interés mostrados para verificar los correctos niveles farmacológicos de «Lisinopril», así como a la Embajada de España en Panamá por su ayuda y colaboración en las gestiones llevadas a cabo ante las autoridades panameñas».

El laboratorio recuerda en un comunicado que el Ministerio de Salud (MINSA) y la Caja de Seguro Social (CSS) de Panamá han informado de forma oficial en un comunicado que, de acuerdo con los resultados de todos los análisis efectuados, el medicamento «Lisinopril «no guarda ningún tipo de relación con el síndrome de insuficiencia renal detectado en el país centroamericano. De esta forma, las autoridades panameñas reconocen la calidad de «Lisinopril» y dan la razón a Laboratorios Normon, que siempre ha insistido en que su producto no era el causante de esta situación al tratarse de un fármaco en perfectas condiciones», apostilla.

Por ello, la comisión técnica multidisciplinar del MINSA y la CSS han recomendado suspender la medida de retirada provisional y preventiva que pesaba sobre «Lisinopril» para que vuelva a ser dispensado en aquel país.

El laboratorio señala que los resultados de todos los análisis sobre «Lisinopril», realizados por los propios laboratorios Normon, la Universidad de Panamá, las autoridades sanitarias panameñas y españolas, así como por la Administración de los Alimentos y los Medicamentos de Estados Unidos (FDA), «han descartado, totalmente, que «Lisinopril» haya estado en el origen del síndrome».

En este sentido, precisa que desde que se conocieron las consecuencias del mal, Laboratorios Normon ha prestado su «total colaboración con los organismos oficiales de Panamá e internacionales para solucionar este asunto. Nada más tener noticias del mismo, Normon llevó a cabo la investigación pertinente respecto a la fabricación y control de los lotes enviados a Panamá, informando de los resultados satisfactorios a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, a la Agencia Europea de Medicamentos, a la FDA y al Ministerio de Salud de Panamá», añade el comunicado.

En España, la Agencia de Medicamentos ya comunicó hace varios días, de forma oficial, que «Lisinopril» es un medicamento eficaz y seguro en las condiciones de uso autorizadas y que no se había detectado ninguna deficiencia en el proceso de fabricación del producto.

Laboratorios Normon lamenta en la nota que su producto «se haya visto involucrado en un caso que ha provocado la muerte de 22 personas, pero al mismo tiempo se felicita de que haya prevalecido el buen nombre de «Lisinorpil», como ha mantenido Normon desde el primer momento·.

«Lisinopril» es un medicamento genérico contra la hipertensión arterial que lleva comercializándose más de 15 años en todo el mundo y está siendo consumido por millones de personas.