.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La Sociedad Española de Radiología Vascular e Intervencionista (SERVEI) y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) han organizado, para hoy y mañana, en el Balneario de Mondariz (Pontevedra) para desarrollar criterios comunes que ayuden a mejorar el tratamiento de los miomas uterinos.

En el encuentro, que tendrá lugar dentro del marco de las VI Jornadas de Actualización en Radiología Vascular e Intervencionista, tanto radiólogos intervencionistas como ginecólogos debatirán las últimas novedades sobre los tratamientos de los miomas desde ambos puntos de vista, tratando de aunar criterios para conseguir un consenso sobre cómo y quiénes pueden someterse a las técnicas de radiología intervencionista.

De esta manera, podrán, según informó la SERVEI mediante un comunicado, elaborar unas guías que ayuden a actuar a todos los profesionales del país en cada circunstancia.

La Sociedad Portuguesa de Ginecología asiste como invitada a estas jornadas, a las que acudirán cerca de 150 profesionales y contará con la presencia de la Conselleira del Servicio Gallego de Salud, María José Rubio.

EMBOLIZACIÓN.

La técnica más avanzada en esta materia es la embolización de las arterias uterinas, que consiste en privar de circulación sanguínea a los miomas.

«El mioma es un tumor benigno que a medida que crece puede producir diversas alteraciones. La embolización provoca una necrosis o muerte celular del mioma, lo que mejora los síntomas y éste se convierte en un quiste que disminuye progresivamente de tamaño», aseguró, en este sentido, el doctor Moisés Casal, jefe de Sección de Radiología Intervencionista del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo y organizador de las jornadas en Mondariz, junto con la Dra. María Luisa Cañete, ginecóloga y Jefe de Estudios del Complejo Hospitalario de Toledo.

El doctor Casal explicó que se trata de otra técnica terapéutica a añadir a las utilizadas habitualmente en el manejo de este frecuente padecimiento y, sobre todo es una «opción alternativa» a la extirpación del útero. Se realiza con anestesia local y requiere un ingreso de 24h.

Con todo, durante la jornada habrá una ponencia con expertos para tratar también la utilidad de la embolización en una circunstancia especial: después del parto.