.

VALENCIA, 20 (EUROPA PRESS)

Responsables del Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España consideran que el 30 por ciento de los casos de fracaso escolar están relacionados directamente con alguna anomalía visual no detectada.

Estos expertos, que hoy ofrecieron una rueda de prensa en Valencua para presentar una campaña en los colegios con el fin de promover la salud visual, indicaron que problemas como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo «no son enfermedades» sino «simples defectos funcionales de la visión, por lo que su incidencia no sólo no disminuye sino que se ve acrecentada por el progresivo aumento de la escolarización en los países desarrollados y la detección temprana».

Así, señalaron que un escolar que tenga «serias dificultades» para realizar sus actividades cotidianas, como leer, escribir, estudiar, dibujar, hacer deporte, ver la televisión o manejar un ordenador, entre otras, «le surgirán una gran cantidad de limitaciones sociales que irán en perjuicio de su desarrollo y de sus oportunidades, de su personalidad y de su carácter».

Por ello, indicaron que estos niños «necesitan de forma urgente un perfecto estudio de sus capacidades y deficiencias visuales» y advirtieron de que si un niño «no ve bien, posiblemente no se quejará, ya que no sabe que tiene un problema de visión». En este sentido, afirmaron que de los padres y profesores «depende el reconocer si un niño sufre algún tipo de anomalía refractiva» o un problema «más grave» como el denominado «ojo vago», que «le impide desarrollar sus actividades escolares de una manera eficaz».

Los especialistas recomiendan ante estas situaciones a los padres que realicen, al menos, una revisión anual de la visión de sus hijos, «y que estén atentos a posibles signos y síntomas identificativos, como escozor, lagrimeo, dolores de cabeza, conducta negativa en la escuela o una mala postura del cuerpo o de la cabeza».

La campaña presentada hoy está dirigida a alumnos de tercero de Infantil y primero de Primaria, padres y profesores. En la primera etapa de este proyecto, se ofrece esta posibilidad a todos los centros docentes de la provincia de Valencia, experiencia que se quiere extender en breve a toda la Comunidad Valenciana.

A través de esta campaña, expertos del Colegio de Opticos visitarán los centros escolares que estén interesados para impartir charlas y talleres prácticos. A los profesores, padres y tutores de los alumnos se les darán charla-coloquio con consejos para eliminar factores ambientales y posturales desencadenantes de alteraciones visuales, y favorecer el rendimiento escolar pleno del alumno.