.

VALENCIA, 22 (EUROPA PRESS)

Una investigación del Servicio Tecnológico de Proteómica del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF), dirigido por el investigador Manuel Sánchez del Pino, permitirá el descubrimiento en el laboratorio de las dianas terapéuticas y biomarcadores de enfermedades, como por ejemplo el cáncer, contra los que dirigir los futuros fármacos, según fuentes de la Generalitat.

La investigación llevada a cabo por esta entidad permite la identificación de forma «rápida y eficaz» las proteínas que se muestran expresadas o modificadas en enfermedades como el cáncer, lo que posteriormente facilitará la creación de las dianas terapéuticas y los biomarcadores, apuntaron.

Al respecto, el conseller de Sanidad, Rafael Blasco, destacó también que el Servicio de Proteómica del Centro de Investigación Príncipe Felipe, dotado de equipos todavía en fase de experimentación, «realiza en pocos días y de forma precisa procesos de análisis de proteínas que antes tardaban años en llevarse a cabo». La proteómica tiene como objetivo identificar y conocer qué proteínas están expresadas o modificadas en cada patología.

El equipo de investigación, encabezado por Manuel Sánchez, emplea una «metodología pionera» para el análisis e identificación de proteínas que da servicio tanto a los laboratorios del propio CIPF como a otros centros científicos repartidos por todo el mundo.

Para el máximo responsable de Sanidad, el Consell «apuesta por un modelo de investigación sanitaria valenciana que es un referente científico internacional y que repercute directamente en la mejora de la calidad de vida del ciudadano», destacaron las citadas fuentes.

Por su parte, el investigador Sánchez del Pino explicó que «sin el apoyo de la inversión pública sería imposible adquirir y mantener una tecnología muy cara que sitúa a la Comunitat Valenciana como un referente en este campo de la investigación biomédica».

En este sentido, Blasco destacó «el aumento del presupuesto destinado a la investigación sanitaria en la Comunitat, que ha pasado de los 22,5 millones de euros en el año 2003 a los 36 millones de este ejercicio, lo que representa un aumento del 62 por ciento», aseveró.

CIPF

El Servicio de Proteómica del Centro de Investigación Príncipe Felipe está integrado en la Red de Servicios del Instituto Nacional de Proteómica (ProteoRed). Los diferentes equipos de investigación que forman parte de estas organizaciones «persiguen la estandarización de los servicios que ofrecen para optimizar sus recursos», señalaron las mismas fuentes.

Sin embargo, las «novedosas aplicaciones» que se utilizan en el CIPF exigen un personal altamente cualificado para el manejo y mantenimiento de estos equipos. Así, el servicio de Proteómica está formado por cinco personas. De ellas, hay dos investigadores dedicados a la espectrometría de masas, otras dos personas se ocupan de la electrofóresis bidimensional y un miembro del equipo se encarga de la purificación de proteínas.