.

Se inauguran mañana las Jornadas Aragonesas de Cáncer Genital y de Mama que se centran en aspectos biopsicosociales

ZARAGOZA, 24 (EUROPA PRESS)

El miedo es un factor que puede causar la desadaptación de los enfermos de cáncer, a pesar de que existen tratamientos que garantizan la curación en un alto porcentaje de casos. Este es uno de los factores que, según ha explicado el doctor en Psicología, Juan Antonio Cruzado, puede ayudar a superar el trabajo de la psicología clínica con estos pacientes.

El doctor Juan Antonio Cruzado es el director del Máster de Psicooncología que se imparte en la Universidad Complutense de Madrid, y uno de los ponentes de las VII Jornadas Aragonesas de Cáncer Genital y de Mama que, organizadas por la Asociación de Mujeres Aragonesas de Cáncer Genital y de Mama (AMAC-GEMA), se inauguran mañana en Zaragoza y que en la presente edición versarán sobre los diferentes aspectos biopsicosociales que afectan a los pacientes.

El doctor Juan Antonio Cruzado ha explicado que todavía existen muchos mitos en torno al cáncer y que, por ello, «la sobreestimación del riesgo» es un elemento que influye en diferentes momentos del proceso, por lo que el apoyo psicológico es conveniente no sólo en el instante de recibir el diagnóstico, sino durante la aplicación de los tratamientos y posibles intervenciones (como en el caso de las mastectomías), y con posterioridad, durante la incorporación del paciente a la vida diaria.

El doctor Antonio Antón, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Universitario «Miguel Servet», ha comentado que el porcentaje de supervivencia a procesos de cáncer puede situarse actualmente en el 60 por ciento, y que en el cáncer de mama los porcentajes de curación superan el 75 por ciento de los casos y el 90 por ciento cuando esta enfermedad se diagnostica en sus primeros estadios de desarrollo.

En opinión del doctor Antón, una vez conseguidos niveles de respuesta adecuados desde el punto de vista clínico y de tratamiento, hay que abordar otras preocupaciones, como la adaptación biospsicosocial de los pacientes, y ha aconsejado también la creación de unidades de consejo genético que, además de contribuir a la prevención en las personas pertenecientes a grupos de riesgo, complete el trabajo del psicólogo.

Por su parte, María José Aybar, presidenta de AMAC-GEMA, ha reseñado que el consejo psicológico ante experiencias difíciles de la vida ha sido, hasta ahora, poco atendido o limitado a la decisión personal del psicólogo; por eso, en las VII Jornadas Aragonesas de Cáncer Genital y de Mama «hemos creído que era importante informar y debatir sobre esta intervención especializada en psicología aplicada a la oncología».

El director gerente del Servicio Aragonés de Salud, Antonio Brun, ha reconocido el déficit de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud en lo que respecta a psicólogos clínicos, aunque existen en Aragón alternativas asistenciales en la red de Atención Primaria y en conciertos con entidades como AMAC-GEMA.

Antonio Brun ha explicado que la Estrategia contra el Cáncer, recientemente aprobada por el Ministerio de Sanidad y Consumo, y la creación en Aragón del Consejo Asesor sobre Cáncer, que se constituirá en breve con la participación de especialistas en Oncología, permitirá abordar y desarrollar programas tanto en el ámbito asistencial como de la investigación, y entre ellos los destinados a mejorar la calidad de vida de los pacientes oncológicos en nuestra comunidad autónoma.