.

La doctora Mauri rechaza las «conclusiones erróneas» del estudio que consideró esta técnica como peligrosa para la salud del paciente

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Los stents coronarios con fármacos, procedimiento que reduce el bloqueo de las arterias, disminuye el riesgo de infarto y cura la arterioesclerosis, se presenta como la técnica «más eficaz y segura» para tratar a estos pacientes frente a opciones tradicionales como el by-pass coronario y la angioplastia con balón, ya que reduce hasta un entre un 70 y 80% el riesgo de volver a sufrir este tipo de lesión.

Así lo defendió en declaraciones a Europa Press la presidenta de la Sección de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista de la Sociedad Española de Cardiología, la doctora Fina Mauri, quien participó hoy en el I Seminario de Formación «Enfermedad Cardiovascular & Stents Liberadores de Fármacos» celebrado esta semana en Madrid y cuyo principal objetivo fue realizar una revisión científica acerca del uso de los denominados stents coronarios.

En este foro, la doctora Mauri aclaró que fueron «conclusiones erróneas» las que sembraron la «histeria colectiva» entre los médicos y pacientes que leyeron el estudio sobre stents con fármacos presentado en el último Congreso Mundial de Cardiología, un análisis «inexacto» que mostraba esta técnica como «peligrosa para la salud del paciente» basándose en diversos estudios y no en datos individualizados por pacientes a los que se les aplicaran stents.

«En el congreso celebrado en Washington se analizaron datos diferentes a los que se analizaron en el congreso mundial, es decir, en vez de coger todos los estudios publicados y analizarlos se analizaron los datos de todos los pacientes y se compararon los casos en los que se aplicaron stents con fármacos y stents normales, comprobándose su mayor seguridad y su eficacia», aseveró.

La doctora, quien adelantó que los resultados de este último estudio se publicarán próximamente en la web del congreso www.tctmd.com, alabó los beneficios del stent recubierto con fármacos sobre el stent normal, el primero que se practico, y sobre técnicas más antiguas como el by-pass coronario y la angioplastia con balón porque reduce el riesgo de recaída hasta en un 80% en todo tipo de pacientes, incluso en aquellos que no toleraban técnicas anteriores.

AUNQUE SEA MAS CARA.

«Son (los stents con fármacos) más caros pero el coste-efectividad merece la pena, porque se evitan muchas revascularizaciones y que se vuelva a tener que tratar al paciente o someterlo a nuevas cirugías», aseguró la doctora Mauri, quien confirmó que la técnica se encuentra implantada en España, aunque en diferentes porcentajes según la comunidad autónoma debido a su elevado coste.

En 2005, en España se aplicó un stent con fármacos en el 51,5% de los casos. Por comunidades, fueron los hospitales de Murcia (72,8%) los que más emplearon esta técnica seguidos de Cantabria (68%) y Madrid, en el 55,3% de los pacientes. En los tres últimos puestos de esta lista se situaron Asturias (37,8%), Cataluña (35,9%) y Galicia, con un 35,9%, según datos de la Sociedad Española de Cardiología.

Ese mismo año, según las citadas fuentes, en España se practicaron un total de 51.689 angioplastias, unas 1.161 por cada millón de pacientes. La comunidad autónoma donde más se practicó esta técnica fue Navarra, con 1646 casos. Madrid se ubicó en cuarto lugar, con 1.407 angioplastias. Donde menos se practicó fue en Cataluña, con 978; en Castilla-León con 892 y en Aragón, con 1.008 intervenciones.