.

BRUSELAS, 6 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, restó hoy importancia al posible impacto negativo en la economía de la evolución del sector de la vivienda por el elevado endeudamiento que ha generado en las familias y señaló que quienes contratan hipotecas de interés variable tienen que estar «preparados» para subidas de tipos.

Solbes respondió así al comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, que durante la presentación de las previsiones económicas de otoño advirtió que el sector inmobiliario amenaza el crecimiento en España ya que la deuda familiar, sumada a la tendencia al alza en el precio del dinero, podría provocar un ajuste brusco como el que se está registrando en Estados Unidos.

«Cuando se ha optado por el tipo de interés variable en el momento de menor tipo de interés uno debe esperar que suba y debe estar preparado para esa situación», dijo Solbes a la entrada de la reunión mensual de ministros de economía de la zona euro. Precisó que el encarecimiento de las hipotecas está afectado sobre todo a las familias que las suscribieron después del año 2002, cuando el precio del dinero estaba en sus niveles mínimos.

Solbes dijo además que los hogares tienen «margen de maniobra» para hacer frente a estas subidas de tipos porque el porcentaje de gasto dedicado a la compra de vivienda es más bajo que «hace 10 años». En este sentido, destacó que la tasa de morosidad «sigue siendo muy baja en hipotecas».

Insistió en que el elevado endeudamiento de los hogares se dedica a la compra de un «activo», la vivienda, y por ello «no son familias que en estos momentos no tengan ningún bien para responder a sus deudas».

En todo caso, destacó que lo que el Gobierno quiere hacer con la nueva ley hipotecaria es «facilitar los pasos de un tipo de hipoteca a otro y hacer más fácil la transición en el caso que sea necesario».