.

BARCELONA, 10 (EUROPA PRESS)

Algunos promotores de viviendas sostenibles defendieron hoy su sobreprecio ante el inevitable aumento del precio de la energía, ya que las prestaciones bioclimáticas que incorporan permiten un ahorro energético que las rentabiliza a largo plazo.

En el marco de la tercera Jornada Vivienda Sostenible del Barcelona Meeting Point, los representantes de tres proyectos de viviendas sostenibles –Son Pastor, en Vilafranca de Bonany (Mallorca); La Voliana, en Cambrils (Tarragona); y Green Parc, en Nova Tarifa (Las Palmas de Gran Canaria)– debatieron sobre las dificultades que encuentran a la hora de comercializarlas.

Los tres coincidieron en el valor añadido que aporta la sostenibilidad de sus viviendas, tanto en el ámbito de la responsabilidad social como en el de la rentabilidad, ya que, con el paso de los años, el ahorro de consumo energético es muy inferior al de las casas convencionales.

No obstante, reconocieron que el sobreprecio inicial de estas viviendas –que a veces puede llegar a ser hasta cuatro veces superior al precio de mercado– se convierte en un handicap a la hora de comercializarlas, ya que los compradores tienen miedo a arriesgar en algo que les parece «demasiado innovador», según explicó el director del área de Desarrollo Sostenible de Med Group, que presentó la promoción de La Voliana.