.

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El mercado de platos preparados crecerá un 7,2% en 2007, lo que supone unos 1.800 millones de euros de facturación. Para el 2006, el valor del mercado podría aproximarse a los 1.700 millones de euros, con un crecimiento cercano al 8%, según un estudio de DBK publicado hoy.

Para los próximos dos años se espera un crecimiento de la demanda, lo que unido al dinamismo que mostrarán las empresas con el lanzamiento de nuevos productos permitirá una favorable evolución del mercado, con tasas de crecimiento interanuales situadas en torno al 7% o el 8%.

Por otro lado, el mercado de platos preparados creció un 8,2% entre 2003 y 2005, configurándose como uno de los más dinámicos de la industria de alimentación y bebidas.

Por segmentos de actividad, los platos congelados reunieron el 42% del valor total del mercado en 2005, con un crecimiento del 9% respecto a la cifra registrada en el año anterior, el mismo porcentaje que en 2004.

El segmento de platos refrigerados continuó mostrando el mayor dinamismo en 2005, con un gran número de lanzamientos de productos. Así, este segmento registró un crecimiento del 11,1%, superior al 9,8% de 2004, hasta alcanzar los 500 millones de euros. De este modo, este segmento pasó de representar en 2003 el 31% del mercado total al 32,3% en 2005.

El grupo de otros platos preparados, constituido por deshidratados, esterilizados y otros, mantuvo el menor crecimiento. Así, este segmento reunió el año pasado un 25,8% del total del mercado, con un valor de 400 millones de euros, lo que supuso un incremento del 3,9% respecto al 2004.

En 2005 el sector de los platos preparados se encontraba integrado por unas 300 empresas que generaron un volumen de empleo específico situado en torno a 18.000 trabajadores. En los últimos años, se ha registrado un incremento en el número de empresas y el empleo generado, debido a la entrada de nuevos operadores.

En términos de participación en el mercado de las empresas líderes, el sector registra un elevado grado de concentración, de manera que los cinco primeros operadores -Casa Tarradellas, Gallina Blanca, Grupo Pescanova, Nestlé y Freigel- reunieron en 2005 una cuota conjunta del 40%.