.

PAMPLONA, 16 (EUROPA PRESS)

Caja Navarra ha reconocido a sus clientes el derecho a cambiar de decisión en el plazo de un mes para devolver sin ningún coste los préstamos personales que haya contratado con la entidad financiera. La devolución del importe íntegro del préstamo antes de 30 días a partir de su concesión no generará ni comisiones, ni intereses ni cobro de seguro.

A partir del próximo lunes todos los clientes de CAN podrán acceder a esta ventaja en los préstamos personales, que cuenta con una oferta de más de cuarenta productos entre los que se encuentran reformas del hogar, compra de muebles o electrodomésticos, compara de un coche, viajes o tratamientos estéticos, entre otros.

El adjunto a la dirección de Comunicación de Caja Navarra, Guillermo Catalán, afirmó que esta nueva manera de comercializar los préstamos «supone buscar equidad en la relación con los clientes y considerarlos consumidores con derechos». «Es un paso más para tener en cuenta la circunstancias particulares de cada cliente», añadió.

Los préstamos personales son todos aquellos préstamos que no tienen una garantía hipotecaria y son conocidos como préstamos al consumo.

El director de Marketing de Caja Navarra, Pablo Armendáriz, aseguró que la nueva propuesta de la entidad, denominada «Prueba nuestro dinero», «es una novedad importante en el mercado» y explicó que, con esta propuesta, «los clientes de la entidad financiera son asimilables a los consumidores del mercado».

«Cuando un consumidor va a una tienda tiene derecho a equivocarse, porque si no le gusta el producto que ha comprado, lo devuelve, y hemos pensado que eso es una novedad que podíamos ofrecer a nuestros clientes», indicó.

Así, Pablo Armendáriz señaló que «una persona puede solicitar un crédito y si cambian sus circunstancias personales, porque un pago que tenía previsto lo ha podido posponer, porque ha encontrado otra entidad que le da mejores condiciones o porque sencillamente no le viene bien, puede volver a Caja Navarra y devolver el importe sin ningún coste en 30 días». «Esto hasta ahora no se había hecho con dinero», explicó.

Según explicó Pablo Armendáriz, Caja Navarra quiere potenciar la línea de negocio de financiación personal y se ha marcado como objetivo crecer un 80% en el saldo vivo de 2007, hasta alcanzar los 530 millones de euros.

El director de Marketing explicó que «toda la idea gira en torno a hacer un traje a medida al cliente, adaptándonos a sus necesidades en productos y cuotas, con facilidades de acceso al préstamo, rapidez en la concesión y la posibilidad de cambiar de idea».