.

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

La Federación de Consumidores en Acción (Facua) informó hoy al Ministerio de Sanidad y Consumo de que, al igual que Burger King, McDonald»s también vende hamburguesas «gigantes, hipercalóricas y con altos índices de grasas saturadas», por lo que también «incumple su compromiso de no incentivar el consumo de raciones o porciones individuales gigantes». En este sentido, la entidad consideró que «se deberían dejar de comercializar dichas hamburguesas».

El Ministerio de Sanidad solicitó ayer a Burger King que interrumpa su última campaña publicitaria, centrada en la promoción del consumo de hamburguesas muy grandes, bajo el lema «XXL», ya que, según los análisis realizados por el Centro Nacional de Alimentación de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, una hamburguesa de Burger King de la gama XXL alcanza un peso neto medio de 328,9 gramos y aporta un valor calórico medio de 971 kilocalorías por unidad.

La Asociación de Cadenas de Restauración Moderna (Fehrcarem), de la que son miembros ambas cadenas de hamburgueserías, habían suscrito un compromiso con la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA) por el que se comprometían a no incentivar el consumo de raciones gigantes».

En este sentido, Facua advirtió que para cumplir sus compromisos, tanto McDonald»s como Burger King deberían dejar de comercializar sus hamburguesas gigantes y no sólo dejar de publicitarlas en los medios de comunicación. Si las venden, resulta obvio que están incentivando su consumo, según la Federación, que afirmó que los códigos de autorregulación son «claramente insuficientes» y demandó la promulgación de una norma que ponga límites legales al fomento de hábitos de alimentación peligrosos para la salud.

En cualquier caso, la entidad sostuvo que la mayoría de los alimentos que se venden en este tipo de establecimientos deberían ser cuestionados, independientemente de su tamaño, ya que no se consumen de forma independiente. Además, es bastante frecuente ver en McDonald»s promociones del tipo dos hamburguesas de tamaño normal por el precio de una.

HAMBURGUESAS «GRASIENTAS»

En concreto, la «Big Big Mac», que se vende y promociona en los restaurantes McDonald»s, tiene 740 kilocalorías y pesa 319 gramos, según la información recogida en la página web española de la multinacional estadounidense. De ellos, 38 gramos son grasas, el 41% de las cuales (15 gramos) son saturadas, más de cuatro veces el porcentaje recomendado de grasas saturadas sobre la grasa total consumida.

No obstante, según Facua, aún más calórica y grasienta es la otra hamburguesa gigante de esta cadena de comida rápida, la «Big McRoyal Deluxe», con 745 kilocalorías y 44 gramos de grasas, 18 de ellas saturadas.

En el caso de que estas dos hamburguesas se acompañen de patatas fritas grandes (472 kcal y 24 gramos de grasas, 2 de ellas saturadas), un par de bolsitas de ketchup (24 kcal.), Coca-Cola grande (210 kcal) y, siguiendo las sugerencias del personal de McDonald»s un helado con chocolate caliente y cacahuetes de postre (352 kcal. y 13 gramos de grasas, 8 de ellas saturadas), el usuario ingiere una comida con alrededor de 1.800 kilocalorías.