.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Cada hogar destinó una media de 212 euros mensuales a gastos asociados a la vivienda principal durante el año 2005, lo que supone un 3,4% más que en 2004, según la Encuesta de Condiciones de Vida del año 2005 publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los gastos relacionados con la vivienda comprenden el alquiler o los intereses de la hipoteca, la comunidad, el agua y otros como la electricidad, las reparaciones o algunas tasas e impuestos municipales.

El importe de los mismos varía dependiendo del tipo de hogar. Así, los formados por dos adultos con al menos un hijo son los que más gastan en vivienda (261 euros al mes), mientras que los que menos gastos tienen son los hogares unipersonales (166 euros al mes).

Atendiendo al régimen de tenencia de la vivienda, los gastos oscilan entre los 102 euros de los hogares que se encuentran en cesión gratuita y los 468 euros de los que residen en una vivienda alquilada a precio de mercado.

Si la vivienda es en propiedad, el gasto mensual medio alcanza los 200 euros y si se está en régimen de alquiler inferior al precio de mercado, los gastos se elevan a 232 euros al mes.

El INE también incluye en esta encuesta aquellos problemas más comunes a la vivienda. De acuerdo con sus datos, el 28,8% de los hogares sufren los ruidos producidos por sus vecinos o procedentes de la calle, el 18,7% se ubica en una zona donde se ve afectado por la delincuencia y el vandalismo, el 16,6% padece problemas de contaminación y el 10,8% de los hogares sufre escasez de luz natural en alguna habitación de su vivienda.

Por comunidades, Madrid y Comunidad Valenciana tienen los mayores porcentajes de hogares afectados por problemas de ruidos, contaminación y delincuencia o vandalismo, mientras que Castilla-La Mancha y Cantabria presentan los menores problemas con el ruido, y Asturias y de nuevo Cantabria, tienen los porcentajes más bajos en hogares afectados por la delincuencia. Por su parte, Castilla-La Mancha y La Rioja presentan las cifras más bajas en hogares que padecen la contaminación.