.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El pescado de crianza representará en España aproximadamente el 40% del volumen de este producto que se consumirá en 2020, por lo que el crecimiento del consumo de pescado en Europa sólo podrá ser satisfecho mediante el aumento de la producción acuícola.

Así lo puso de manifiesto el secretario general de Pesca Marítima, Juan Carlos Martín Fragueiro, durante la inauguración del seminario internacional de acuicultura marina, en la que destacó la apuesta del MAPA por la internacionalización y competitividad del sector acuícola español.

Entre los retos que deberá afrontar el sector de cara al futuro, destacó el perfeccionamiento de las instalaciones existentes, la optimización de los procesos productivos, la diversificación de las especies cultivables, la mejora de la valoración por parte de los consumidores de los productos acuícolas o el reforzamiento del control biosanitario y de la introducción de especies exóticas que supongan un riesgo para las autóctonas.

Otros objetivos se centrarán en la generación de empleo, la consecución de un producto de calidad excepcional, el aumento de la rentabilidad económica de las empresas, así como el impulso de la promoción internacional de los productos acuícolas.

Asimismo, Martín Fragueiro consideró necesario plantear una estrategia competitiva para abordar acciones comerciales encaminadas a la penetración de los productos de la acuicultura española en nuevos mercados.

En este sentido, explicó las distintas iniciativas que la Administración pesquera española ha puesto en marcha, entre ellas el plan internacional de acuicultura marina, el plan estratégico de la acuicultura marina, que culminará en 2007 y el observatorio español de acuicultura.

Igualmente, avanzó las acciones que se desarrollarán durante el próximo año, como la puesta en marcha de un servicio de vigilancia tecnológica en acuicultura para la identificación de tecnologías emergentes.

En la actualidad, la producción total de la acuicultura española asciende a 273.105 toneladas, de las que 246.881 corresponden a acuicultura marina, distribuidas en: unas 31.007 toneladas al grupo de peces; 215.720 toneladas al grupo de moluscos y 153 toneladas a crustáceos. La producción restante, 26.224 toneladas, corresponde a la acuicultura continental, representada principalmente por la trucha.