.

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Las ventas de cigarrillos aumentaron en octubre en tasa interanual un 11% en términos de volumen, estableciéndose en 387,12 millones de cajetillas, mientras que su valor aumentó un 18%, hasta 887,41 millones de euros, según los últimos datos del Comisionado para el Mercado de Tabaco que recoge Europa Press.

No obstante, el volumen de ventas de tabaco en los diez primeros meses en relación con el mismo periodo del año anterior registró un descenso del 3,7%, con un total de 3.749 millones de cajetillas.

Por marcas, el mayor avance en octubre correspondió a Winston, comercializada por Japan Tobacco International (JTI), que ganó 4,7 puntos porcentuales en cuota de mercado, hasta establecerse en 6,729%, seguida de Ducados Rubio (Altadis), que arañó 4,6 puntos y alcanzó así una cuota del 6,536%.

Por su parte, Marlboro, perteneciente a Philip Morris, se mantiene como líder de mercado, a pesar de registrar en octubre un descenso de cerca de medio punto respecto al mismo mes del año anterior y situar su cuota de mercado en 16,726%.

Los datos de ventas durante los diez primeros meses confirman la tendencia a la baja que está experimentando el consumo de tabaco en España desde la entrada en vigor el pasado 1 de enero de la Ley Antitabaco, que prohíbe fumar en determinados espacios públicos.

En los últimos años se han registrado aumentos en las ventas anuales de cigarrillos (un 1,9% en 2000, un 2,7% en 2001, un 0,8% en 2002, un 1,9% en 2003 y un 1% en 2004).

Asimismo, reflejan las medidas fiscales adoptadas por el Gobierno para atajar la proliferación de las marcas baratas a las que recurrieron las tabaqueras en su guerra de precios para afrontar la Ley Antitabaco.

Concretamente, el Congreso de los Diputados convalidó la semana pasada la última subida de impuestos a las labores del tabaco con el objetivo de que las tabaqueras la trasladaran al precio de sus cigarrillos, como fórmula de avanzar en su lucha contra el tabaquismo.

Este decreto ley, la tercer subida fiscal en lo que va de año, subió de 55 a 70 euros por cada mil cigarrillos el nivel mínimo de los impuestos especiales del tabaco y entró en vigor el pasado 11 de noviembre.

La norma provocó una reacción en cadena de las tabaqueras que, lideradas por Altadis, optaron por trasladar el endurecimiento tributario a los precios de sus marcas, con un alza de entre 10 y 20 céntimos de euro.

Altadis, Philip Morris, British American Tobacco (BAT), Gallaher y Japan Tobacco International (JTI) aplicaron recientes subidas a sus marcas del segmento medio bajo, estrategia comercial a la que también se sumó Imperial Tobacco.