.

BARCELONA, 15 (EUROPA PRESS)

Los españoles consumirán 40 millones de botellas de cava estas Navidades, lo que supone un incremento del 6% en relación con el año pasado, según dio hoy a conocer el presidente del Consejo Regulador del Cava, Gustavo García Guillamet, que resaltó el fin del boicot al cava catalán.

En los primeros nueve meses de 2006, el sector del cava ha registrado un crecimiento del 5,85% en las ventas con respecto al mismo periodo del año anterior, aunque la subida más fuerte se suele producir en el último trimestre del año, con la llegada de las fiestas navideñas.

Estos datos demuestran que «el cava ha superado y olvidado el boicot de los años 2004 y 2005, por lo que esperamos superar ampliamente la cifra del 6% en el mercado interior», pronosticó García Guillamet, a través de un comunicado. Según los datos del Consejo, el 90% del cava se produce en Cataluña.

Asimismo, explicó que este producto casa «perfectamente» con las fiestas navideñas, pero que se puede beber en cualquier momento del día, especialmente con el aperitivo, explicó. De hecho, últimamente, su consumo durante la Navidad se ha reducido un 10%, al tiempo que se han incrementado sus ventas en otras épocas del año.

LOS ALEMANES, PRINCIPALES CONSUMIDORES FUERA DE ESPAÑA.

Después de los españoles, los alemanes son los principales consumidores de cava, con 31 millones de botellas importadas hasta el tercer trimestre del año, seguidos de los británicos (17 millones) y de los estadounidenses (9 millones). El Consejo Regulador del Cava prevé que las exportaciones crezcan un 4% interanual en 2006.

García Guillamet aprovechó para anunciar que el organismo que preside trasladará su sede, que actualmente está en Vilafranca del Penedès (Barcelona), a un lugar tan «emblemático» para el sector como es Sant Sadurní d»Anoia (Barcelona).