.

El Consejo de Juventud de España pide iniciativas para limitar la vivienda desocupada y alaba las medidas de la Generalitat

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El esfuerzo de una persona joven para acceder a una vivienda libre media creció 3,5 puntos porcentuales en el segundo trimestre de 2006, hasta representar el 64,3% del sueldo total, frente al 60,8% del trimestre anterior, según los datos presentados hoy por el Observatorio Joven de Vivienda de España del Consejo de Juventud de España.

De esta forma, la diferencia bruta entre el máximo tolerable por un joven y el precio medio de la vivienda libre, tomando como referencia los datos del Ministerio de la Vivienda para una casa de 100 metros cuadrados, alcanza los 104.255 euros, casi siete años de sueldo medio de un joven español. El Consejo achacó este aumento al aumento del precio de la vivienda, pero principalmente al crecimiento de los tipos de interés.

La proporción de jóvenes con empleo alcanzó en el segundo trimestre de 2006 el 68,7%, el porcentaje más alto desde el primer trimestre de 2003, aunque el Consejo de Juventud de España destacó la «creciente temporalidad», donde los contratos temporales representan ya casi uno de cada dos puesto de trabajo, el 47,6% del total.

La muestra contempla jovenes de entre 18 y 34 años, según las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA), un sueldo medio de 15.000 euros brutos anuales y un máximo tolerable del 30% del sueldo total.

MEDIDAS PARA LIMITAR LA VIVIENDA DESOCUPADA.

El vicepresidente del Consejo de Juventud de España, José Luis Arroyo Sánchez, dijo durante la presentación de los datos que es «necesario» que el Gobierno desarrolle políticas para potenciar la emancipación y se limite la vivienda desocupada, que «es utilizada en muchos casos para especular con el mercado».

En este sentido, Arroyo alabó la decisión del gobierno catalán de sacar adelante el proyecto de ley de derecho a la vivienda que contempla intervenciones temporales y multas de hasta 900.000 euros para fomentar el uso en alquiler de vivienda desocupada, y destacó que esta propuesta legislativa «sustituye la concepción material» de la vivienda por su «idea constitucional» de derecho social.

VIZCAYA, MÁLAGA Y MADRID, LOS PEOR SITUADOS.

Por provincias, los jovenes de Vizcaya son los que más esfuerzo deben realizar para acceder a una vivienda, con el 82,4% de su sueldo, seguido de Málaga (+79,9%), Madrid (+79,6%), Barcelona (+79,5%) y Guipúzcoa (+78,5%).

En el extremo opuesto se situó Teruel, que es la provincia que menos esfuerzo se ve obligada a realizar, con un 33,7% del sueldo medio, seguido de Ciudad Real (37,2%), Cáceres (38,2%), Lérida (38,2%) y Badajoz (39,4%).

Separando los datos por comunidades, ya son nueve las que cuentan con una proporción de jovenes superior al 50% en tasas de temporalidad, frente a las seis del segundo semestre de 2005, de forma que Andalucía, Murcia, Extremadura, Ceuta y Melilla, Asturias, Galicia, Comunidad Valenciana, Canarias y Castilla-La Mancha cuentan con menos trabajando como fijos que con contrato temporal.