.

BARCELONA, 24 (EUROPA PRESS)

Habas con centollo a la sidra, montaditos de bacalao ahumado con mermelada de tomate o una selección de quesos afinados franceses son unas de las muchas delicias que podemos encontrar en conserva y casi listas para comer en la cena de Nochebuena.

Una empresa catalana ofrece delicatessen en conserva aptas para casi todos los bolsillos ya que, según el director gastronómico de Goulaffres, Albert Teres, por 30 euros se puede conseguir un menú digno de un gourmet.

Teres propuso una alternativa al típico cordero asado de la cena de Nochebuena y recomendó una selección de tapas frías hechas exclusivamente con productos envasados.

Entre miles de platos posibles propuso unos montaditos de bacalao ahumado con mermelada de tomate, otro con pimiento del piquillo y puré de aceituna verde. Después de los entrantes el chef recomendó unas cazuelitas provolone con chorizo, un pisto manchego con huevo gallego y unas habas con centollo a la sidra.

Finalmente, como postre aconsejó un queso fresco con miel y un coulant de chocolate con helado de vainilla, todo ello acompañado por un vino blanco Palacio de Bornos, un tinto Dominio de Tares, «y cava para finalizar».

Teres explicó que actualmente en el mercado podemos encontrar productos en conserva y envasados «de primerísima calidad» y en la mayoría de las ocasiones el cliente no distingue la diferencia entre el sabor de las conservas y los productos naturales.

DELICIAS PARA TODOS LOS GUSTOS

El chef comentó que existen delicatessen para todos los públicos. «En nuestro establecimiento se pueden adquirir desde bombones por poco más de un euro hasta latas de caviar nacarí de la Vall d»Aran por 110 euros la lata», señaló.

Sin embargo, añadió que durante estos días los productos más solicitados por los gourmets son los «buenos vinos, los cavas, los turrones y panetones y los lotes de navidad con productos de gama alta que pueden oscilar desde los 30 a los 450 euros».