.

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Philip Morris, Altadis y Japan Tobacco International (JTI) coinciden en aplicar mañana una subida de entre 10 y 25 céntimos de euro en el precio de diversas marcas de cigarrillos, según informaron hoy a Europa Press en fuentes del sector tabaquero.

La multinacional estadounidense Philip Morris encarecerá 20 céntimos la cajetilla de su emblemática Marlboro, hasta establecerla en 2,95 euros, y subirá en la misma proporción el precio de LM, Chesterfield y Next, que se sitúan en 2,45, 2,60 y 2,30 euros, respectivamente.

Altadis también sube 0,20 euros el precio de Fortuna, Nobel y Habanos, estableciéndolo en 2,40 euros en el caso de las dos primeras marcas, y en 2,70 euros en el caso de la tercera, mientras que «Ducados Rubio» se venderá a 2,20 euros, lo que supone 10 céntimos más que ahora.

De igual forma, Japan Tobacco International sitúa la cajetilla de Winston en 2,40 euros, 20 céntimos más, mientras que la de Camel sube en igual cuantía y se establece en 2,60 euros. Por su parte, Gold Coast costará desde mañana 10 céntimos más (2,20 euros).

Expertos consultados por Europa Press destacaron lo insólito de un movimiento comercial simultáneo y similar por parte de tres multinacionales tabaqueras, ya que en anteriores ocasiones las subidas de precio se han realizado de forma independiente y escalonada.

Estas alzas de precio que aparecerán mañana, previsiblemente, en el Boletín Oficial del Estado (BOE) reflejan los efectos de las medidas fiscales adoptadas por el Gobierno para atajar la proliferación de las marcas baratas a las que recurrieron las tabaqueras en su guerra de precios para afrontar la Ley Antitabaco.

Concretamente, el Congreso de los Diputados convalidó el pasado mes de noviembre la última subida de impuestos a las labores del tabaco con el objetivo de que las tabaqueras la trasladaran al precio de sus cigarrillos, como fórmula de avanzar en su lucha contra el tabaquismo.

Este decreto ley, la tercer subida fiscal a lo largo del ejercicio 2006, subió de 55 a 70 euros por cada mil cigarrillos el nivel mínimo de los impuestos especiales del tabaco y entró en vigor el pasado 11 de noviembre.

La norma provocó poco después una reacción en cadena de las tabaqueras que, lideradas por Altadis, optaron por trasladar el endurecimiento tributario a los precios de sus marcas, con un alza de entre 10 y 20 céntimos de euro.

Altadis, Philip Morris, British American Tobacco (BAT), Gallaher y Japan Tobacco International (JTI) aplicaron recientes subidas a sus marcas del segmento medio bajo, estrategia comercial a la que también se sumó Imperial Tobacco.

A pesar de la subida, España es uno de los países de la UE con el impuesto mínimo más bajo, frente a Dinamarca y Francia, en los que se sitúa en 163 y 128 euros por cada mil cigarrillos, respectivamente. Con un impuesto inferior al de España, se encuentran Grecia y Hungría, donde el tributo es 52 y 50 euros, en cada caso.

Según un estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el número de españoles mayores de 18 años que fuman de forma habitual ha bajado dos puntos desde la entrada en vigor de la ley Antitabaco hace justo un año. En concreto, el número de fumadores a día de hoy se sitúa en el 23,7% de la población, mientras que en la misma encuesta de diciembre de 2005 confesaban fumar el 25,8% de los ciudadanos