.

LONDRES, 3 (EUROPA PRESS)

Las autoridades británicas confirmaron hoy la presencia de la cepa más virulenta de la gripe aviar, la de origen asiático, en los pavos enfermos de una granja de Holton, en el sureste del país. Esta es la primera vez que se detecta el H5N1 en una granja británica, pero los expertos aseguran que el brote está bajo control y supone un riesgo mínimo para la salud pública. Este virus puede ser letal si se transmite a los humanos.

La Agencia Veterinaria de Laboratorios fue la encargada de realizar las pruebas que revelaron que los pavos de la granja de Holton, según informó la BBC. Unos 160.000 pavos serán sacrificados como medida de precaución.

Se ha creado un perímetro de tres kilómetros y una zona de vigilancia más extensa, de diez kilómetros, alrededor de Holton para contener una posible propagación de la enfermedad.

Un portavoz de la granja de Holton, propiedad de la empresa Bernard Matthews, explicó que ninguno de los animales infectados ha entrado en la cadena alimenticia, por lo que no hay riesgo alguno para la salud pública. Además, subrayó, sólo quienes han mantenido contactos prologados con las aves enfermas han sido contagiados.

El Ministerio de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales informó de que la enfermedad detectada es la «altamente patógena» variante asiática, similar al virus detectado en Hungría, donde se han sacrificado miles gansos desde enero. El de Hungría de la granja de Szientes, al sur del país, fue primer caso de gripe aviar detectado en la UE desde agosto de 2006.

La gripe aviar se ha cobrado ya la vida de 164 personas desde 2003 en todo el mundo, pero las víctimas son sobre todo granjeros y aldeanos del sudeste asiático. El virus aún no es capaz de contagiarse con facilidad entre humanos, pero los científicos que una nueva mutación provoque una pandemia.