.

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), Francisco González-Robatto, destacó hoy, con motivo del «Día Mundial contra el Cáncer», la importancia de hablar de la prevención del cáncer a los más pequeños, ya que «siete de cada diez cánceres se podrían evitar siguiendo unos hábitos saludables».

Entre estos hábitos, González-Robatto, señaló la necesidad de que los chicos no fumen, no beban, tengan cuidado con el sol y realicen un dieta equilibrada «rica en cereales, verduras y fruta». «No queremos prohibir expresamente nada, sino que la gente sepa las consecuencias y actúe con lo que sabe», añadió.

Ese es precisamente el objetivo del «Día Mundial del Cáncer» de este año, «sensibilizar a los jóvenes y a los niños para la prevención». Así, respecto al tabaco, por ejemplo, el presidente de la AECC indicó que «el 90% de los cánceres de pulmón corresponden a fumadores».

Otro tipo de prevención, según González-Robatto, tiene que ver con la alimentación, que puede tener otro tipo de consecuencias y provocar «otro tipo de cánceres». Así, recordó que tomar fruta y verdura, junto con una dieta equilibrada, «es una buena forma de prevenir si sumamos también el ejercicio físico».

Asimismo, González-Robatto explicó que los niños tienden cada vez más al sedentarismo, «lo que puede producir más obesidad y más enfermedades relacionadas no sólo con el cáncer, sino también con el corazón». No obstante, señaló que España es un país en donde, en términos generales, la sociedad está promoviendo «cada vez más» que los chavales reciban información sobre la prevención de este tipo de enfermedades y la pongan en práctica.

ESPAÑA, PAÍS PUNTERO EN PREVENCIÓN

En opinión del presidente de la Asociación, España podría situarse entre los países más punteros en prevención «si colaboran no sólo los chavales, también los padres, los educadores y los políticos, que deben intentar llevar muchos de los planes que intentamos decir y hacer desde la Asociación».

A modo de conclusión, González-Robatto quiso enviar un mensaje a los más jóvenes, advirtiéndoles de que «escuchen los mensajes de prevención pues, no toda la vida van a ser niños o jóvenes, y a lo que hoy no pongan remedio, mañana seguramente, lo tendrán que lamentar».