.

BUENOS AIRES, 6 (EUROPA PRESS)

Los casos de sífilis, una enfermedad de transmisión sexual, aumentaron en un 30 por ciento en los dos últimos años en Argentina, según las autoridades sanitarias de ese país.

Un hospital móvil que realiza análisis gratuitos de VIH (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) en las calles de Mar del Plata, advirtió a las autoridades de este incremento.

Según informa hoy el diario argentino, «Página 12» las autoridades sanitarias de Buenos Aires señalaron una «tendencia creciente en los casos de sífilis» en la provincia.

Además, también advirtieron de la notable preocupación internacional por esta enfermedad, fácil de curar si se trata a tiempo, pero que puede pasar desapercibida y que a largo plazo puede resultar fatal.

El jefe del Programa de Enfermedades de Trasmisión Sexual (ETS) del Hospital de Clínicas de la capital argentina advirtió que «en países desarrollados se inician campañas de prevención ante un problema que tiende a quedar fuera de control»; además, «los médicos deberían estar más atentos a la sífilis», ya que esta enfermedad es «la gran simuladora» y puede subdiagnosticarse. También crece la sífilis congénita, lo cual habla de la falta de control médico en los embarazos.

El «hospital móvil» que ofrece detección gratuita de VIH, ha añadido también el análisis de diagnóstico de sífilis en sus servicios.

Durante este pasado año se detectó que, un cuatro por ciento de los analizados dieron positivo en el análisis de sífilis. En 2006, el 3,2 por ciento dio positivo y, hace dos años, el 2,7. Las cifras para VIH, en cambio, se mantienen estables en aproximadamente el 1,3 por ciento.

Según el ministerio de Salud argentino, las notificaciones de casos de sífilis subieron de 1056 en 2002, a 1472 en 2003, a 1602 en 2004 y a 1763 en 2005. Según este ministerio, los datos «reflejan la tendencia creciente en los casos de sífilis». Sin embargo fuentes del Programa de Lucha contra el Sida y las ETS sostienen que «no hay una tendencia en aumento sino una mayor notificación».

Según el jefe del programa de ETS del Hospital de Clínicas, Ricardo Casco, «la sífilis aumentó en los últimos años y afecta a todo tipo de población: hombres que tienen sexo con hombres, heterosexuales, mujeres».

«Las autoridades deberían hacer campañas de prevención de ETS; además, los médicos deberían volver a pensar en la sífilis, porque esta enfermedad es la gran simuladora: puede parecer un problema de la piel, una alergia, una intoxicación, una virosis», advirtió. Además, dijo que la lesión inicial no es dolorosa y que no puede detectarse.

«La prevención es similar a la que vale para el VIH/sida», señaló el especialista, y destacó que la sífilis «también se trasmite por sexo oral sin preservativo».

«En nuestro consultorio del Clínicas -destacó Casco-, a toda persona que pide un análisis de VIH le hacemos también el examen para la sífilis.»

El coordinador del «hospital móvil» que funciona desde hace siete años la avenida principal de Mar del Plata, Gustavo Galván, comentó que «cuando el paciente es reactivo para las pruebas de sífilis, no sólo le entregamos el resultado sino que le damos una respuesta terapéutica: la primera dosis de penicilina».

Galván, quien además es jefe de microbiología del Hospital General de Agudos de Mar del Plata, añadió que también están aumentando los niños con sífilis congénita aunque esta «debiera estar totalmente erradicada».

Casco señaló sobre estos casos que «el crecimiento de la sífilis congénita, que produce malformaciones y muerte en bebés, y se debe a falta de control médico del embarazo, ya que el test es obligatorio en la mujer grávida».