.

SAN JOSÉ, 6 (EUROPA PRESS)

La Sala Constitucional de Costa Rica prohibió este lunes el uso del bromato de potasio en las harinas para la fabricación del pan, al declarar una acción de inconstitucionalidad contra un decreto del Poder Ejecutivo que así lo permitía desde 1997.

Según anunció este lunes el Poder Judicial, la «Sala estimó, con fundamento en una serie de estudios técnicos y científicos (Agencia Internacional de Investigación contra el Cáncer, FAO, OMS, Helth And Welfare Agency de EE.UU., Comisión Europea), que el bromato de potasio tiene efectos cancerígenos, extremo que no les fue informado a los consumidores pese a que el artículo 46 de la Constitución Política impone el derecho a la información veraz y adecuada de éstos sobre los componentes y cualidades de las sustancias que se emplean en los bienes y servicios que adquieren.

«Asimismo, la Sala estimó que tal efecto cancerígeno atenta contra la salud e integridad física de los consumidores». Además, según los informes del ministerio de Salud que demostraran que en Costa Rica se empleaban «niveles aceptables» de bromato de potasio y que los informes científicos son «meras recomendaciones», la Sala Constitucional optó por aplicar el principio de precaución.

Este principio se habilita en las ocasiones en las que se constata incertidumbre científica o técnica acerca de los «daños serios e irreversibles que pueda provocar un producto sobre la salud e integridad física de los consumidores, adoptar las medidas preventivas del caso -incluso de carácter prohibitivo-, aspecto que también fue omitido por el Ministerio de Salud y las autoridades estatales», agregó el comunicado.