.

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El esfuerzo financiero que tendrán que hacer las familias durante 2007 y 2008 será de en torno al 27% de su renta, ya que se estabilizará dos puntos por encima de los niveles registrados en 2006 (25%), según el último informe de coyuntura de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE).

En palabras del gerente de la organización, Julio Gil, en 2007 el esfuerzo neto ponderado –con un plazo de amortización de 30 años– será de un «27% bajo» y en 2008 de un «27% alto», por lo que, dentro de la estabilidad, las familias destinarán una mayor parte de su renta para la compra de vivienda a lo largo del tiempo.

Por otro lado, desde APCE se señala que el repunte de los tipos de interés ha provocado que el esfuerzo haya subido en 2006 respecto al año anterior (22%), aunque, según matiza, «todavía se mantiene en niveles asumibles por los compradores».

Asimismo, el informe señala que los plazos de amortización de los préstamos hipotecarios se situaron en el tercer trimestre de 2006 en 27 años y 3 meses, lo que supone un incremento de 21 meses con respecto al año anterior.

Por último, los promotores señalan que el tipo de intervención del Banco Central Europeo (BCE) subirá entre los 25 y los 50 puntos básicos, hasta un máximo del 4%, si bien, señalan que «parte de estas subidas ya están descontadas en la cotización actual del Euribor a un año», de forma que el endurecimiento de la política monetaria «no provocará grandes dificultades» en los hogares que tienen que hacer frente a préstamos hipotecarios.