.

NUEVA YORK, 6 (EUROPA PRESS)

Europa corre «muy poco riesgo» de que los casos gripe aviar registrados en el Viejo Continente se conviertan «en un problema de salud pública», recordó hoy el representante en funciones para la influenza aviar de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el doctor David Heymann.

Heymann incidió en el hecho de que «los países desarrollados adoptan medidas de precaución muy estrictas para la industria avícola», como motivo que justifica que el riesgo de pandemia sea un riesgo menor. Éstas restricciones, explicó, están encaminadas a limitar el acceso y recorrido de las aves infectadas, al rodear extensas zonas en torno a los puntos específicos en los que se detecta un brote.

Sin embargo, reconoció que a pesar de que el riesgo de que la gripe aviar derive en pandemia para la población es reducido, subrayó que «mientras el H5N1 circule en cualquier parte del mundo los riesgos de una pandemia se mantienen iguales desde 1997», fecha en que se registró el primer caso de la enfermedad.

A través de una videoconferencia entre Ginebra y Nueva York, Heymann advirtió de que en caso de que se produzca un brote de la enfermedad en granjas avícolas, tanto si se detecta en Europa como en otras partes del mundo, «la principal forma de contagio puede ser a través del excremento de aves migratorias transportado en los zapatos de trabajadores de esos establecimientos».

Por su parte, la Unión Europea confirmó el pasado fin de semana el nuevo brote de la enfermedad detectado en una granja de pavos británica, ubicada en Holton, en el condado de Suffolk, al este del país. Más de 160.000 ejemplares han sido ya sacrificados y las autoridades se han encargado de delimitar zonas de protección alrededor de la propiedad afectada para impedir nuevos contactos entre aves salvajes y de corral, así como la extensión de la enfermedad.