.

PEKIN, 8 (de la corresponsal de EUROPA PRESS Débora Altit)

La cadena estadounidense de cafeterías Starbucks ha anunciado que dejará de utilizar grasas “trans” en sus productos comercializados en China en un plazo máximo de medio año, tras la decisión adoptada en este sentido por la casa matriz.

Los ácidos grasos “trans” no sólo están relacionados con el aumento de enfermedades coronarias, sino que un estudio hecho público el pasado mes los vinculó también al aumento de la infertilidad femenina.

“Somos muy optimistas. Nuestro objetivo es que, en seis meses, las grasas trans caigan a cero en China”, declaró el vicepresidente de la compañía en el país asiático, Eden Wood. La multinacional cuenta con 230 tiendas en China, país que se espera se convierta su mayor mercado fuera de EEUU.

En enero pasado, fuentes de Starbucks aseguraron que la compañía había reformulado sus bebidas, siropes y bollería a lo largo de los últimos dos años para eliminar las grasas “trans”, que se forman cuando se agrega hidrógeno al aceite vegetal para solidificarlo.

Starbucks ordenó a más de la mitad de sus establecimientos en EEUU que dejaran de utilizar este tipo de grasas a principios de enero, y al resto a que hiciera el cambio antes del fin del año.

La cadena norteamericana se convirtió en noticia de forma indeseada a principios de año, cuando se creó un fuerte debate desde Internet criticando la tienda que Starbucks tiene en el interior de la Ciudad Prohibida de Beijing, máximo exponente de la cultura china.