.

LONDRES, 12 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Marta Altuna)

El responsable veterninario de Hungría, Lajos Bognar, denunció que la granja Bernard Matthews, en la que surgió el brote de gripe aviar en Reino Unido, ha exportado productos de pavo cocinado a este país centroeuropeo. El Gobierno británico defendió su actuación ante este brote, aunque reconoció que ha habido un “lapus en la bioseguridad”.

El veterninario húngaro explicó que la carne de pavo salió de la planta de Holton, en Reino Unido, y fue a parar a la planta que la compañía Bernard Matthews tiene en Hungría. “Lo que puedo decir es que salieron de la zona de protección de Reino Unido seis camiones que llegaron a Hungría la pasada semana”, declaró.

Al conocerse el brote de gripe aviar, la granja cerró, pero sus actividades de procesar alimentos continuaron de forma normal. Ello significa que carne cocinada que podía pertenecer a animales infectados fue transportada por Reino Unido y otros países antes de llegar a Hungría.

El departamento de Agricultura, Comida y Asuntos Rurales de Reino Unido (DEFRA, por sus siglas en inglés), dijo que se va a abrir una investigación para estudiar todos sus movimientos. No obstante, un portavoz de este departamento dijo que las reglas de la Unión Europea permiten exportar carne cocinada de la zona de exclusión.

“Es posible que productos de ave de la granja de Suffolk hayan cumplido con los requisitos de licencias para moverse fuera de un area de restricción”, señaló el portavoz. Los expertos aseguran que el virus es destruido por el calor cuando la carne es cocinada.

Algunos políticos de la oposición y científicos pidieron que el Gobierno y la compañía Bernard Matthews una mayor claridad sobre lo que pasaba en las zonas infectadas. El europarlamentario Neil Parish consideró en declaraciones a la BBC que “nadie quiere que de la zona de exclusión salga cualquier tipo de producto”. “Quiero decir que si era carne cocinada, el riesgo era muy pequeño o nulo pero es una situación ridícula andar moviendo camiones de un lado al otro de la zona infectada”, explicó.