.

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Asociación de Organismos de Control Técnico Independientes (AOCTI), Ramón Sánchez Lavín, considera que la aplicación del documento básico de aislamiento acústico, incluido en el Código Técnico de Edificación (CTE), traerá consigo problemas de ejecución.

En declaraciones a Europa Press, Sánchez Lavín explicó que será difícil evitar la aparición de «puntos de entrada de ruido» en las viviendas, ya que «es muy difícil lograr un completo aislamiento».

En este sentido señaló que este documento le va a dar un «palo fuerte» a los intervinientes en los procesos de construcción, ya que, a su juicio, «va a haber problemas», no tanto en los costes que implicará, como en la dificultad para ejecutar las exigencias que contempla, lo que se traducirá en «reclamaciones» al promotor.

Sin embargo, estas dificultades no sólo vendrán motivadas por cuestiones propiamente constructivas. Según Sánchez Lavín, pese a que España cuenta con buenos materiales de construcción, adolece de una mayor «cualificación en la mano de obra», que achaca al empleo de población inmigrante en las obras.

Por el contrario, el resto de los documentos básicos, como los relativos a aislamiento término, seguridad en el uso o ahorro energético, serán, en su opinión, más fáciles de aplicar al encuadrarse en una «cultura» ya existente en España.

Asimismo, Sánchez Lavín lamentó cierta «precipitación» en la elaboración del borrador del documento básico de aislamiento acústico, al no haber contado para ello con el «consenso» entre las partes implicadas en la construcción de viviendas (constructores, arquitectos, etc…).