.

SANTANDER, 18 (EUROPA PRESS)

El jefe del Servicio de Oncología médica del Hospital Valdecilla, Jaime Sanz, ha afirmado que los tratamientos del cáncer de pulmón “en cualquier servicio de oncología” en España están al mismo nivel “de Houston”, donde se encuentra la prestigiosa clínica “Anderson Cancer Center” y a la que acuden a tratarse enfermos de todo el mundo.

Así lo destacó el doctor Sanz durante la entrevista concedida a Radio Nacional, y recogida por Europa Press, debido a su participación en el II Aula Abierta Multidisciplinar en Cáncer de Pulmón, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) este fin de semana en Santander.

“En Houston puede usted perder la vida y el patrimonio”, aseguró Sanz, co-director del evento junto a la doctora Enriqueta Felip, del Servicio de Oncología del Hospital Vall d”hebron, quien también incidió en que “absolutamente no se tiene que ir a Houston para tratarse de un cáncer de pulmón” por el “alto” nivel conseguido en la sanidad española, gracias, en parte, a “grupos cooperativos, como el Español de Cáncer de Pulmón”.

En este sentido, el doctor Sanz añadió que en España “hemos pasado de estar en el vagón de cola a estar en los números uno, en muy poco tiempo”, algo que se “debe a los grupos cooperativos”, insistió.

Ambos oncólogos incidieron en la necesidad de que el paciente acuda a los centros médicos en cuanto tenga algún posible síntoma cancerígeno -como “aumento de la tos, expectoración con sangre o pérdida de peso- y en que se deje de asociar el tratamiento de este tipo de cáncer con “toxicidad, mala calidad de vida”.

El doctor Sanz indicó que en la fase curativa “antes, el tratamiento se veía como una amenaza más, en vez de como una maniobra salvadora” debido a que “había unos efectos secundarios que no sabíamos o no podíamos controlar”.

“Afortunadamente, hoy día podemos controlar los vómitos, podemos controlar el dolor, la astemia, la anemia, todo esto está en una terapia de soporte” que “intenta paliar los síntomas que inducen la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia”, matizó el jefe de Oncología del hospital santanderino.

Respecto a los pacientes de “fase crónica”, es decir, “que siguen con su enfermedad” pero “con unos cuidados continuos, con un tratamiento para que se encuentren bien”, el doctor Sanz aludió a los fármacos de nuevo diseño como “otro gran logro”.

“A lo mejor no podemos curar a todos pero sí que podemos dar alargamiento de la vida con calidad”, continuó Sanz, en relación a los “fármacos de nuevo diseño”, que tienen “muy pocos efectos secundarios”, dentro de un avance “extraordinario” fruto “de la investigación de mucha gente que está empleando todo su tiempo en averiguar por qué una célula cambia el chip y se traduce en maligna”.