.

BRUSELAS, 2 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea abrió el expediente que mantiene contra España por las restricciones legislativas al establecimiento de farmacias porque recibió más de 300 quejas, según informó el comisario de Mercado Interior, Charlie McCreevy, en una respuesta escrita al eurodiputado del Partido Popular Gerardo Galeote.

El Ejecutivo comunitario exigió en junio de 2006 al Gobierno que suprimiera estas restricciones, al considerar que vulneran los principios de libertad de establecimiento, no discriminación y libre circulación de capitales, bajo amenaza de llevar el caso al Tribunal de Justicia de la UE (TUE).

McCreevy explica en su respuesta que España no es el único país expedientado por las farmacias, sino que la Comisión ha abierto procedimientos de infracción similares contra Austria e Italia. Este último se encuentra ya ante el Tribunal.

Los tres procedimientos de infracción «no han sido abiertos de oficio por la Comisión sino a partir de quejas, que por lo demás son particularmente numerosas (más de trescientas) en lo que se refiere a la situación española», asegura el comisario de Mercado Interior.

En su pregunta, Galeote sugería a McCreevy dejar en suspenso el procedimiento hasta que se conozcan los resultados de la consulta lanzada por Bruselas el pasado septiembre sobre el futuro de los servicios sanitarios. El comisario rechaza esta posibilidad alegando que, en tanto que guardián del Tratado, el Ejecutivo comunitario tiene que velar por el respeto de los derechos que confiere a los ciudadanos.