.

ALMERÍA, 5 (EUROPA PRESS)

Las Agencias de Seguridad Alimentaria de Alemania (BFR) y Hungría (MEHiB) han activado de nuevo el servicio de aviso rápido de la UE el pasado día 26 y han pedido información al Gobierno español sobre el origen de nuevas partidas de pimiento procedente de Almería con residuos del fitosanitario no autorizado isofenfus-metilo y de la sustancia activa methomyl, en niveles superiores a lo permitido.

Según el informe semanal de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) al que tuvo acceso Europa Press, la quinta notificación (que no alerta sanitaria) comunicada por la BRF no ha generado la adopción de medidas extraordinarias por parte del Gobierno alemán, que detectó las partidas de pimiento contaminadas con isofensus-metilo antes de introducirlas en el mercado.

Por su parte, la MEHiB de Hungría, país que decretó una alerta sanitaria tres días antes por un producto con restos de isofenfus-metilo, informó sobre la presencia de una nueva sustancia activa, el methomyl, que está autorizada por la UE, pero que en agosto de 2006 fue sometida a un proceso de revisión por parte de la autoridades sanitarias de la UE a instancias del Reino Unido.

Según la MEHiB, el pimiento almeriense presenta un índice de residuos de methomyl superior a los limites máximos permitidos por la EFSA, por lo que se solicitó al Gobierno español el inicio de una investigación para determinar la trazabilidad de las partidas de pimiento que contienen esta sustancia activa, que es altamente tóxica para las personas que aplican el producto.

NUEVA MATERIA ACTIVA

Es la primera vez que aparece el químico methomyl entre los residuos de materias activas muestreados en pimientos de Almería desde que se desatase la crisis el 28 de diciembre de 2006 por una petición de información generada por Alemania, tras detectar isofenfus-metilo en partidas de pimiento procedentes de la provincia.

La BRF también informó el pasado día 1 de febrero de la detección de oxamyl en partidas de pimiento amarillo dulce. Sobre este químico pesa una directiva de la UE del 26 de febrero de 2006 que fija una moratoria hasta 2010 para retirar las autorizaciones de fitosanitarios que contengan esta materia activa aunque, con caracter general, los plaguicidas con oxamyl no están autorizados desde el pasado día 31 de enero.

Tanto el oxamyl como el methomyl figuran en el catálogo de pesticidas ofertado por la multinacional química estadounidense DuPont, la tercera en producción de EEUU.

La Junta de Andalucía ha tramitado sanciones de 120.000 euros para las 24 empresas comercializadores que dieron resultados positivos en residuos de materias activas no autorizadas en los muestreos de pimiento. Asimismo, ha impuesto sanciones de entre 50.000 y 100.000 euros para las explotaciones agrícolas en las que se aplicó el fitosanitario ilegal isofenfus-metilo.