.

El IPF denuncia que las ayudas son “ridículas” y apenas cubren el 5% del gasto para el 10% de familias

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El Instituto de Política Familiar (IPF) ha fijado en 5.546 euros el mínimo coste medio anual por hijo durante sus 18 primeros años de vida, lo que supone un coste medio de 455 euros al mes y 15 euros al día, según se desprende de su informe “Las ayudas a los hijos en España”, que se presentará mañana en rueda de prensa, y en el que se denuncia que este coste “es muy superior a las prestaciones que se reciben de las administraciones”, que sitúa en 291 euros anuales.

“Según datos iniciales aportados por la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU), el IPF calcula y destaca en su informe, que una familia gasta, como mínimo, 98.200 euros en cada hijo durante los 18 primeros años, lo que significa un coste medio anual de 5.546 euros/año”, resaltó en declaraciones a Europa Press el presidente del IPF, Eduardo Hertfelder de Aldecoa.

El trabajo resalta que es en las edades de 0 a 3 años donde se produce el mayor gasto, al menos 7.384 euros de media anual, es decir 20,5 euros al día o unos 615 euros al mes.

Para Hertfelder, las prestaciones por hijo a cargo “son tan ridículas que apenas cubren el 5% del gasto para niños de 0 a 18 años y solo para el 10% de las familias”.

Según el IPF, España es uno de los pocos países de la UE que impone restricciones para la prestación social por hijo a cargo. De hecho, constata, los límites son tan restrictivos (9.328 euros de ingreso brutos al año entre ambos cónyuges), que el 90% de las familias en España no pueden obtener dicha prestación. Con todo, constata el IPF, la mayoría de las familias europeas (UE-15) sin ayuda por hijos son españolas 3 de cada 5 familias excluidas son españolas.

“Pero si esto ya es discriminatorio con respecto a Europa, lo es más si tenemos en cuenta la cuantía (24,25 euros/mes) de dichas prestaciones, que podemos calificar de ridícula”, añadió Eduardo Hertfelder.

Así, la cantidad percibida por las prestaciones a cargo “es tan pequeña que apenas, y como máximo, cubre entre el 5,5% gasto por hijo y solo para aquellas familias con rentas inferiores a 8.800 euros al año”, según los datos del trabajo del IPF.

La solución que propone el IPF es extender la paga de los 100 euros mensuales a todas las familias españolas –actualmente la perciben solo las madres con trabajo remunerado– con hijos menores de 18 años –y no solamente a los hijos menores de 3 años– para cubrir al menos el 21% de los costes mínimos de una persona.

Además, insta a universalizar la prestación social por hijo a cargo –actualmente para rentas menores de 8.800 euros– para llegar a que las prestaciones (por hijo a cargo más la paga de los 100 euros) cubran el 27,5% de los costes de un niño.