.

ROMA, 9 (de la corresponsal de EUROPA PRESS Gloria Moreno)

Un hospital romano permite que los padres que optan por un aborto terapéutico puedan rechazar los cuidados intensivos para el bebé en caso de que éste sobreviva, según reveló hoy el diario “Corriere della Sera”, justo un día después de la muerte de un feto de casi seis meses que había sobrevivido a un aborto terapéutico mal diagnosticado.

El diario italiano desvela otro caso parecido al acaecido ayer en Florencia, pero esta vez en el hospital San Camillo de Roma. Se trata de otro niño de 23 semanas que falleció hace tres meses después de sobrevivir a un aborto por malformación.

Al ver que el niño se movía y daba señales de vida, los médicos lo asistieron con fármacos y cuidados especiales. Sin embargo, el niño murió al cabo de una semana. Desde entonces, el hospital decidió solicitar una firma a los padres que se sometieran a un aborto terapéutico tardío para que pudieran renunciar a los cuidados intensivos en caso de que el niño sobreviviera, de modo que sólo recibiera las curas indispensables.

La salida a la luz de estos dos casos ha desatado la polémica en Italia, hasta el punto de que el senador de Alianza Nacional Alfredo Mantovano no dudó en criticar la actuación del hospital San Camillo y calificarla de “eutanasia neonatal” y “ansia de matar al inocente”.