.

BARCELONA, 11 (EUROPA PRESS)

Un profesor del Instituto de Educación Secundaria (IES) Thalassa de Montgat (Barcelona) ha sido amonestado verbalmente por agredir a un alumno de 15 años el pasado 23 de febrero. El docente supuestamente le arañó en la nariz y le provocó varias contusiones en el transcurso de una pelea a puñetazos que se inició después de que el profesor expulsara de clase al menor por proferir insultos racistas contra un compañero.

Según relató Europa Press la madre del menor, todo comenzó cuando el profesor expulsó al adolescente de clase por insultar a un compañero de origen chino. Al sonar el timbre, el menor –que cursa segundo de ESO por ser repetidor– regresó al aula para recoger su mochila, pero el profesor intentó impedírselo. Al ver que el chico no le hacía caso, «se puso a chillar «que dejes la mochila ahí»», explicó la madre.

En ese momento, el profesor presuntamente tiró la mochila al suelo y empujó al menor contra la pared, a lo que el chico reaccionó insultándole. Tras la discusión, el menor fue a hablar con el jefe de estudios y luego regresó a buscar sus cosas, que seguían en el aula. Según su madre, allí encontró de nuevo al profesor, que estaba con otros dos docentes «insultándole».

En respuesta a los insultos, el menor amenazó al profesor diciéndole «ya verás cómo acabas», a lo que éste reaccionó «tirándole al suelo y liándose a puñetazos» con el chico, según la madre, quien asegura que tiene un parte médico en el que figuran un arañazo en la nariz y diversas contusiones como consecuencia de la pelea, que dejó al chico «muy nervioso».

A raíz de lo ocurrido, el menor ha sido expulsado del instituto durante 15 días lectivos, en cumplimiento del artículo 35 de la normativa sobre los derechos y los deberes de los alumnos, que establece que se considera sancionable como falta gravemente perjudicial para la convivencia del centro las amenazas a miembros de la comunidad educativa.

La normativa sobre derechos y deberes del alumnado de centros docentes no universitarios también contempla en su artículo 11 el derecho del alumno a la protección contra toda agresión física, emocional o moral, en base a la cual la Conselleria de Educación y el propio instituto iniciaron una investigación a nivel interno para aclarar los hechos.

MENOR «PROBLEMÁTICO».

Por su parte, un portavoz de la Conselleria de Educación explicó a Europa Press que el incidente se limitó un intercambió de insultos y a un «empujón» por parte del profesor. Desde la Generalitat aseguran que el menor es «problemático» y que pertenece a una familia «desestructurada». Según su versión, cuando el centro llamó a la madre del menor, ella pidió que disculparan a su hijo.

Poco después se celebró una reunión a la que asistieron el inspector de Educación de la zona, responsables del centro educativo y la madre del menor. Tras el encuentro se decidió que el profesor sólo sería amonestado verbalmente.