.

MÉRIDA, 11 (EUROPA PRESS)

La Federación Extremeña de Asociaciones de Personas Sordas (FEXAS) ha puesto en marcha el «Proyecto Atención Familias», que tiene como finalidad ayudar a personas sordas y a su familiares o amigos, y que además está concebido como punto de partida para que toda la sociedad reflexione acerca de esta discapacidad.

Según informó FEXAS a Europa Press, el proyecto pretende eliminar las barreras a las que se enfrentan las personas sordas, si bien destaca que muchas de ellas se encuentran en el seno de sus propias familias.

Con el fin de atender a las familias, el programa se fundamenta en una serie de principios, entre los que se encuentran la comprensión de la sordera, la atención individualizada de cada miembro de la familia, así como la adaptación a las características de cada persona y sus necesidades.

Entre algunos de los problemas más comunes a los que se enfrentan los familiares de personas sordas, se encuentran algunos como que en ocasiones, los propios miembros del entorno familiar creen que sus hijos sordos va a recuperar la audición, y asimismo se advierte de que generalmente se sobreprotege a los sordos, lo que en la mayoría de los casos es perjudicial.

Asimismo, desde la asociación reconocen que las familias sufren un «choque emocional» cuando conocen que uno de sus hijos padece de sordera, y además señalan que tardan en reconocer la situación e, incluso, a veces se culpan. Posteriormente, tras un estado que FEXAS denomina «momento de la negación», comienzan a aceptar que la sordera no se puede cambiar, pero que sus hijos pueden llegar a tener una vida autónoma.

Las cuestiones más difíciles de adoptar por los padres son aquellas relacionadas con cuestiones médicas y la escolarización de los hijos sordos.

Todo ello hace muy importante que los padres tengan acceso a toda la información posible y al asesoramiento especializado, para que puedan elegir qué lengua van a utilizar con sus hijos, cómo se va a comunicar con ellos y cómo va a ser el aprendizaje de su hijo.