.

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, señaló hoy que la clínica Isadora «viola las previsiones legales sobre el tratamiento que hay que dar a los restos de una intervención quirúrgica», así como a los «fetos en edades en que son viables».

En declaraciones a «La Tarde con Cristina», de la Cadena COPE, Blanco afirmó que «a partir de que existe una identidad humana constatable, y en esos fetos existe más que de sobra, hay que darle el tratamiento propio de cualquier resto humano». Según señaló, esos restos deben inhumarse o quemarse, «conforme a cualquier resto humano que se recibe en los tanatorios», después de preguntar a la madre qué desea hacer.

Preguntado acerca de la aparición de los historiales médicos de las pacientes en cubos de basura, Blanco dijo que supone una «violación del derecho a la intimidad de las pacientes, ya que se trata de datos que conforme a la legislación merecen mayor protección».

En declaraciones a Europa Press, Blanco señaló que «habrá que ver qué responsabilidades corresponden a la clínica», así como si hay «posibles responsabilidades administrativas de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid».

Los dos hechos son «violaciones gravísimas» de la legislación, en opinión de Blanco, que afirmó no sentirse «extrañado». Blanco criticó las circunstancias en que se desarrolla el aborto en España. El vicepresidente del Foro Español de a Familia pidió que «la Consejería de Sanidad actúe para que se respete la ley».

Para Blanco, «la única explicación es ahorrarse un gasto, ya que estas clínicas son un puro negocio comercial, que ante los problemas derivados de un embarazo imprevisto para una mujer, son una fuente de dinero sin más». En su opinión, «cuando se actúa con un criterio puramente mercantil, dejando al margen toda consideración de una profesión sanitaria real, no me extraña que se intente ahorrar hasta el más mínimo coste».

«No me extrañaría que haya un intento de ocultar la visión de un cuerpo humano destrozado» a las madres, aseguró Blanco, que añadió que «no quiero pensar que se esos restos se empleen en cosméticos, u otros usos».

El vicepresidente del FEF se manifestó «sorprendido» de que la Consejería de Sanidad de Madrid, que «tiene la competencia» sobre las clínicas, «no tome ninguna acción». «El silencio no se entiende», criticó, y señaló que «habrá que pedir las responsabilidades administrativas procedentes». Blanco señaló que en los casos de clínicas de estéticas, la Consejería de Sanidad ya actúa en caso de detectar irregularidades.