.

El caso de gripe aviar en un niño de dos años eleva a 26 el número de afectados en Egipto

HONG KONG, 20 (EP/AP)

Una niña de 9 meses resultó infectada en Hong Kong con el virus H9N2, una variante menos virulenta de la gripe aviar y ha sido aislada en un centro hospitalario, anunciaron hoy las autoridades sanitarias. Antes de enfermar el pasado 4 de marzo, el bebé visitó casi diariamente un mercado en el que se vendían aves de corral, señaló Thomas Tsang Ho-fai, del Centro para la Protección de la Salud. Las autoridades sospechan que se infectó a través de dichas aves, dijo.

H9N2 es una variante más suave del virus H5N1, que ha causado la muerte de al menos 169 personas en todo el mundo. «El caso de la niña no es así de serio, y nada indica que se trate de una infección de humano a humano», dijo Tsang. Hong Kong informó de dos casos de esta variante leve en 1999 y uno en 2003, señaló. Los pacientes eran niños que se recuperaron, añadió.

Este último caso fue dado de alta tras pasar cinco días en el hospital, pero la niña fue puesta en aislamiento después de que las muestras dieran positivo de H9N2, dijo Tsang. Las autoridades están recogiendo más muestras en el mercado y entre miembros de la familia.

26 AFECTADOS EN EGIPTO

Por otra parte, un niño egipcio de dos años de edad contrajo la gripe aviar, elevando a 26 el número de personas a las que se ha diagnosticado el virus en el país desde que apareció el pasado año, informó ayer el Ministerio de Sanidad.

El menor, identificado como Mohammed Mahmud, fue ingresado el pasado viernes en un hospital de la ciudad de Aswan, en el sur de Egipto, con fiebre y dolor muscular, indicó a la agencia de noticias «MENA» el portavoz del Ministerio, Abdel Rahman Shahine.

Las pruebas a las que fue sometido el pequeño dieron positivo para el virus H5N1, la cepa más peligrosa de la gripe aviar. La familia de Mahmud criaba aves en su casa.

De los 26 casos de ciudadanos egipcios afectados por la enfermedad desde febrero de 2006, un total de 13 ha fallecido. Asimismo, la mayor parte de los infectados fueron mujeres y niñas, quienes habitualmente se encargan de cuidar las aves de corral.