.

BARCELONA, 24 (EUROPA PRESS)

Los hospitales catalanes apostaron hoy por las hospitalizaciones a domicilio, como una «alternativa útil» para paliar la saturada situación que viven los servicios de urgencias, en el marco del XIV Congreso Nacional Catalán de Urgencias y Emergencias, que tuvo lugar entre ayer y hoy en Barcelona.

En declaraciones a Europa Press, el presidente del Comité Organizador del evento y jefe de Sección del Servicio de Urgencias de Medicina del Hospital Clínic de Barcelona, Miquel Sánchez, explicó que existe «consenso» entorno a la hospitalización a domicilio que, ya se ha empezado a aplicar en muchos centros, indicó.

Sánchez destacó la necesidad de «crear alternativas a las camas de hospitalización convencional» porque son limitadas y, por tanto, la hospitalización a domicilio permite que el enfermo esté en su casa y que «un equipo de urgencias vaya a visitarle diariamente hasta que es dado de alta», explicó el experto.

En este sentido, reclamó, en nombre de los 250 profesionales del sector presentes en el congreso, que la hospitalización a domicilio «dependa de los servicios de urgencias porque, de esta forma, se hará mejor».

Desde el punto de vista profesional, indicó, podría ser una «válvula de escape para los profesionales de urgencias, que podrían oxigenarse al salir del hospital y, así, alargar su carrera profesional», teniendo en cuenta que el estrés añadido que comporta su trabajo, observó.

«EXCESO DE DEMANDA» EN URGENCIAS.

En la reunión, los facultativos también analizaron los motivos de la constante saturación en que se encuentran los servicios de urgencias de los hospitales catalanes. Entre ellos, resaltó el «exceso de demanda y la falta de coordinación de la primaria que debería atender parte de estas urgencias».

También atribuyó la actual situación a la «falta de profesionalización y de personal de urgencias, a la falta de camas sociosanitarias y a la falta de camas convencionales», entre otros motivos.

Este año, las personas mayores y con enfermedades crónicas han disparado un 10% las visitas a urgencias, con respecto al año anterior, lo que ha comportado algunos problemas y demoras en la atención a estos pacientes.

PROBLEMAS MULTICULTURALES.

Además de la saturación en urgencias, los profesionales analizaron otros problemas del sector como el aumento de inmigrantes en los servicios de urgencias que derivan en algunos problemas de comunicación y el aumento de las agresiones a sanitarios de urgencias por parte de pacientes. Asimismo, también se abordaron materias académicas y la necesidad de compaginar la vida familiar y laboral.