.

SORIA, 24 (EUROPA PRESS)

El doctor del Servicio de Alergología del Hospital de Santa Bárbara de Soria Santiago Paz aseguró que, según las previsiones de los expertos, la población alérgica podría crecer hasta alcanzar al 50 por ciento en un periodo aproximado de unos diez años.

En declaraciones a la agencia Europa Press, Santiago Paz explicó que en los últimos años los Servicios de Alergología han detectado casos que eran muy infrecuentes hace unos diez años, como es el caso de la aparición de alergias en personas de edades avanzadas, como por ejemplo, en ancianos.

«Nadie está libre de que en algún momento de su vida aparezca alguna alergia», advirtió Santiago Paz, que consideró que aunque una persona no padezca ninguna alergia en su juventud, ésta puede aparecer de forma tardía, si bien, hay un componente hereditario que predispone a sufrir los síntomas alérgicos.

Según estimó el doctor, en Soria el porcentaje de alérgicos se sitúa entre el 10 y el 15 por ciento de la población, un dato extrapolable al resto de la comunidad autónoma de Castilla y León con pocas diferencias.

El facultativo señaló las dificultades para pronosticar cómo será esta primavera para los alérgicos, sin embargo, las previsiones apuntan a una época complicada para estas personas a causa de las lluvias, escasas pero más abundantes que otros años, y al aumento generalizado de la temperatura media.

Paz matizó que este año no es que los síntomas alérgicos se hayan adelantado, tal y como creen algunas personas, sino que determinadas plantas, como por ejemplo la familia de las cupresáceas dentro de la que se encuentran el ciprés y las arizónicas, han polinizado antes a causa del tiempo, y eso provoca la aparición de las manifestaciones alérgicas de forma anterior.

El doctor destacó la dificultad para evitar los síntomas alérgicos, por ello, es necesario conocer exactamente las sustancias que originan la reacción para así evitar las exposición de las mismas, y especialmente en la época de polinización de las plantas que provocan alergia en cada individuo, «cosa sumamente complicada», reconoció.

En cuanto a los fármacos para combatir este problema, Santiago Paz resaltó los avances logrados por la medicina en el grupo de los antihistamínicos, que pese a que tradicionalmente han tenido efectos secundarios como somnolencia o aumento del apetito, hoy día estos efectos se han reducido considerablemente.