.

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Los jueces están concediendo regímenes de visitas a la gran mayoría de los abuelos que lo piden tras una separación de los padres de los nietos, según ha declarado a Europa Press el asesor jurídico de la asociación Abuelos en Marcha (Abumar), Antonio Acevedo.

Según Acevedo, a pesar de las críticas iniciales que recibió la ley que reconoce el derecho de visita, “ya nadie duda de su necesidad”. El asesor jurídico de Abumar señaló que la concesión de visitas a los abuelos “no se concede por el criterio del juez, sino porque la ley señala que no se puede impedir las visitas sin causa justificada”.

“En situaciones normales, se fija para los abuelos un régimen de visitas que equivale a una tercera parte del que corresponde a un padre separado: un fin de semana al mes, unos días en Navidad y Semana Santa y diez días en verano”, afirmó.

“El régimen de visitas depende también de la relación que se haya tenido con los abuelos anteriormente a la ruptura del matrimonio de los padres; no es lo mismo que hayan pasado temporadas viviendo con ellos a que los vieran sólo en Navidad y vacaciones”, señaló.

El asesor jurídico de Abuelos en Marcha aseguró que “los jueces comprenden que de la relación que los nietos tengan con los abuelos, depende la que tenga también con la familia extensa: tíos, primos, etc”.

En algunas ocasiones, los jueces optan por otorgar a los abuelos el derecho a un régimen de visitas que aumenta de forma progresiva, ya que los nietos han pasado un tiempo largo sin ver a los abuelos tras el divorcio de los padres.

Los abuelos acuden a este derecho que les concede la ley generalmente cuando después de una separación “el cónyuge que se queda con la custodia no les permite ver a los niños”, por lo que las decisiones judiciales “no sienten bien a esos padres”, asegura Acevedo.