.

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El tumor maligno de piel o melanoma, provocado principalmente por la exposición al sol, ha ido aumentando “de forma alarmante” en todo el mundo. Tanto que “la mitad de las personas que cumplan 60 años van a tener cáncer de piel” y “uno de cada 50 nacidos este año, va a padecer un melanoma”, según afirmaron especialistas en la presentación de la III Jornada de Diagnostico Precoz de Melanoma, conocida como Día del Euromelanoma

El profesor Carlos Guillen, coordinador nacional del Día del Euromelanoma 2007 y jefe del Servicio de Dermatología del Instituto Valenciano de Oncología, considera que el avance del cáncer tiene que ver con que “el metro cuadrado de piel está más expuesto al sol que antes”. “Lo causa el sol”, remarcó este medio día en rueda de prensa y agregó que “el melanoma maligno es mortal si no se detecta a tiempo”.

Las estadísticas ubican este tipo de tumor en sexto lugar, siendo el de mama el primero y el de pulmón el segundo. Pero, aclara Guillen, el “riesgo de tener melanoma es mayor”. De los resultados obtenidos en la campaña del año pasado se sabe que “en España la mayor mortalidad del melanoma se da en mujeres”. El profesor Jordi Peyri, que coordinó Euromelanoma 2006, se basa en el análisis de las 22.015 consultas atendidas y las 3.848 visitas concretadas por 310 dermatólogos que participaron desinteresadamente.

Del total de los pacientes, continúa el especialista, 27 presentaban sospecha de melanoma, 14 sospecha de carcinoma espinocelular y 52 presentaban carcinoma basocelular. Mientras que un 18 por ciento tenía nevus atípico y un 10 queratosis actínica.

Como entonces, este año la campaña pretende difundir la prevención primaria del melanoma, concienciar y ejecutar un registro de pacientes. “El objetivo es reconocer a las personas de riego frente a los rayos UV”, que se transmita el mensaje “las quemaduras solares producen cáncer” y “conocer las medidas a tomar para poder disfrutar del sol”, dice Guillen.

En cuanto a los medios a implementar, Guillen enumera los físicos, como los sombreros y el maquillaje, y los fotoprotectores, mínimo factor 15, que hay que usar “tanto en la playa como en la nieve”. Además, durante el período estival hay que procurar “estar a la sombra desde las 12 hasta las 17” y proteger la cabeza, el cuerpo y los ojos con gorras, camisetas y gafas de sol.

EL RIESGO DEL DEPORTE

En tanto el presidente de la Sociedad Española de Dermatología, Julián Sánchez, hizo hincapié en la necesidad de cuidarse del sol “en todo momento”, cuando se pasea, trabaja y, sobre todo, cuando se practica deportes.

“Nuestra piel no esta preparada para el sol”, enfatiza y agrega que, en el caso de la práctica deportiva, el riesgo es mayor porque se le dedica “mucho tiempo” y “no existe conciencia, no usan protectores y se juega de frente”, lo que constituye “un verdadero peligro”.

Para prevenir, el deportista tiene que “usar gorro, aplicar protector solar mayor de 30 tipo gel y ponerse ropa que cubra el cuerpo lo mas posible”. Esto, aclara el especialista, en todas las disciplinas: golf, esquí, atletismo, ciclismo, tenis, equitación. Es que, concluye, el riesgo está demostrado: “La vida al aire libre ha producido un incremento en los lunares”, por lo que “los deportistas corren peligro de contraer melanoma”.

La campaña, organizada por la Academia Española de Dermatología y Venereología con el patrocinio de Laboratorios Dermatológicos Avéne; pretende concienciar en este sentido.