.

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Investigadores del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza han identificado una variante genética que duplica el riesgo de cáncer de próstata entre la población masculina española, según publica hoy la revista «Nature Genetics». El hallazgo figura en uno de los tres estudios que aparecen en la citada revista sobre el descubrimiento de nuevas variantes genéticas en el cromosoma 8 asociadas al riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

Según explica a Europa Press José I. Mayordomo, jefe del Servicio de Oncología Médica de este hospital zaragozano, el estudio en el que participan los españoles ha identificado la frecuencia de una variante genética en España, aproximadamente un 2,5 por ciento en individuos sanos, y el riesgo de cáncer de próstata al que se asocia, que constituye el doble que el de personas que no presentan la variante.

La variante genética descrita en este trabajo, junto con otra descrita el año pasado por el mismo grupo dirigido por Julius Gudmundsonn de deCODE Genetics en Islandia, son responsables de uno de cada ocho casos de cáncer de próstata.

«A muy corto plazo, en meses, será posible determinar mediante un sencillo análisis de sangre, si un varón presenta estas dos alteraciones genéticas en el cromosoma 8. Si es así, podrá someterse a medidas de prevención y diagnóstico precoz», explica Mayordomo.

El cáncer de próstata es uno de los tipos de cáncer más frecuentes en varones. Según Mayordomo, «hasta ahora, no se habían identificado inequívocamente genes que se asocien a riesgo aumentado de desarrollar la enfermedad». En el equipo de trabajo de Mayordomo han intervenido también los doctores Javier Godino, Ivan Marcos, Sebastián Navarrete, Manuel Ruiz-Echarri y Alejandro Tres, jefe del Servicio.

El año pasado los científicos de Islandia informaron de una variante en el cromosoma 8 que estaba asociada con un mayor riesgo de cáncer de próstata. Junto al grupo de investigación de los españoles, otros dos trabajos dirigidos por David Reich, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (Estados Unidos), y Stephen Chanok, de los Institutos Nacionales de Salud estadounidenses, han vuelto a investigar esta región del cromosoma 8, y han descubierto variantes adicionales que contribuyen de forma independiente a la susceptibilidad ante el cáncer de próstata.

Según David Reich, las combinaciones de estas variantes de riesgo podrían dar lugar a hasta dos tercios de los casos en afroamericanos y hasta una tercera parte de ellos en los americanos con orígenes europeos. Las variantes no acotan ningún gen en particular pero los investigadores de estos trabajos especulan que de forma colectiva podrían promover la amplificación de esta región del cromosoma 8, un suceso observado generalmente en los tumores de próstata.